InterAffairs

Vie02212020

Última actualización el09:48:30 AM

RUS ENG FR DE PL ESP PT ZH AR

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel
Viernes, 04 Marzo 2016 21:06

Discurso y respuestas a las preguntas de los medios ofrecidos por el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, al término del encuentro ministerial del Cuarteto de Normandía, París, 3 de marzo de 2016

Rate this item
(0 votes)

 

El encuentro ministerial del Cuarteto de Normandía ha llegado a su fin. Como es natural, hemos discutido la marcha del proceso de implementación de los Acuerdos de Minsk, en conformidad con el orden de los pasos concretos acordado el 2 de octubre de 2015, cundo aquí, en París, se reunieron los líderes de los países del Cuarteto de Normandía, los presidentes de Rusia, Francia y Ucrania y la Canciller Federal de Alemania.

Hoy hemos invertido mucho tiempo para analizar la situación en materia de seguridad: cómo van implementándose las decisiones, también las que complementan los acuerdos de Minsk y tratan de la retirada del armamento pesado y el de calibre de menos de 100 mm. Hemos estudiado los informes de la misión especial de monitoreo de la OSCE (MEM OSCE) que denuncian infracciones por ambas partes, aunque en cuanto a la retirada del armamento, se registran bastante más infracciones por parte de las Fuerzas Armadas de Ucrania (FAU), habiendo, claro está, infracciones también por parte de los milicianos. Insisto, la MEM OSCE denuncia infracciones por ambas partes. Hemos analizado la situación general, hemos pensado quiénes podrían estar interesados en desestabilizarla. No hemos dejado de lado la lucha política interna que ahora está servida en Kíev. Pero no hemos querido sacar conclusiones definitivas, simplemente hemos constatado la necesidad de implementar estrictamente todo lo acordado para evitar las provocaciones y tener bajo control las armas retiradas y registradas por los observadores de la OSCE.

Además, hemos celebrado el trabajo "en el terreno", en particular, la cooperación en el marco del Centro Conjunto para el Control y Coordinación (CCCC). Conjuntamente con la MEM OSCE se consiguió el acuerdo entre las FAU y Donbás relativo al desminado, que prevé los pasos concretos necesarios para proceder a realizar el desminado de 10 zonas prioritarias. Otro documento aprobado fue el que prevé la prohibición de llevar a cabo los ensayos militares y otras actividades que suponen el uso de armas a lo largo de la línea de separación, en una franja de 30 km de ancho hacia cada lado. Esto contribuirá a disminuir el riesgo de provocaciones e incidentes imprevistos e involuntarios. Es un acuerdo muy útil que debe implementarse. Hemos insistido que, en general, todos los aspectos de los Acuerdos de Minsk relacionados con la seguridad en la zona de contacto, deben ser implementados, mientras la OSCE realizará las actividades de monitoreo y verificación, según su mandato.

Hemos dedicado una especial atención a los aspectos políticos de los Acuerdos de Minsk, sobre todo en el contexto de la necesidad de dar un primer paso de la secuencia de acciones interconectadas. Esta secuencia incluye la ley sobre el estatus especial de Donbás, la reforma constitucional, la amnistía y la organización de las elecciones locales, que, según hemos hablado, podrían ser este un primer paso. Para proceder a los preparativos de las mismas es muy importante leer sin segundas intenciones los Acuerdos de Minsk, es imprescindible que se haya aprobado la ley sobre el estatus especial, que se declare la amnistía y que las personas voten y se presenten a las elecciones no bajo la amenaza de una persecución penal sino como libres ciudadanos. Es importante también ofrecer garantías de una reforma constitucional. Todo esto fue acordado, como un paquete de medidas, por nuestros líderes el pasado 2 de octubre en París. Pero, lamentablemente, no hubo avances en el proceso principal desde esta perspectiva – en la preparación de los comicios.

Los compromisos asumidos por las autoridades ucranianas con respecto a la celebración de las elecciones en Donbás no han llegado a materializarse. La OSCE, a través de su representante especial en el Grupo de Contacto y los representantes en el grupo de trabajo sobre el proceso político intenta tantear los compromisos. Creemos que mucho de lo que proponen - desde el verano pasado ya – es razonable. Y muchas de estas propuestas ya fueron puestas en práctica por nuestros colegas de la OSCE. Pero ninguna fue de agrado de las autoridades de Kíev. Por nuestra parte, estamos dispuestos a influir en nuestros colegas en Donbás empujándoles hacia la cooperación con la OSCE en estas cuestiones. Y ellos se muestran susceptibles al tema. En cambio, el gobierno ucraniano, de momento, no se ha manifestado. Lo instamos a dar un paso en esta dirección. Los Acuerdos de Minsk establecen de forma inequívoca que las cuestiones relativas a las elecciones deben acordarse con los representantes de Donbás.

Aquí me gustaría hacer una conclusión general: durante las negociaciones de hoy hemos llamado la atención al hecho de que la clave y la médula de todo el proceso de Minsk es el diálogo directo entre Kíev y Donbás: sea sobre los aspectos militares, de seguridad o de proceso político. Lamentablemente, de momento, no hay diálogo debido, en primer lugar, de la negativa de Kíev. Hoy ha vuelto a surgir la intención de poner en duda la legitimidad de los representantes de Donbás que firmaron los Acuerdos de Minsk. Y se ha propuesto sustituirlos antes de empezar a tomar decisiones con respecto al estatus especial de Donbás. No es nada nuevo. Los representantes ucranianos, incluidos el presidente, los miembros del gobierno y altos cargos del parlamento (Rada Suprema) se pronuncian de forma regular sobre el tema. Declaran que sólo tras el cambio de poder en Donbás, o sea, cuando se establezca allí un gobierno cómodo para Kíev, se podrá hablar del estatus especial y de la reforma constitucional. Algunos dicen directamente que la reforma constitucional sobra, que no se hará nunca. Todo esto, por desgracia, afecta nuestro trabajo, el de los cancilleres, en el marco del Cuarteto de Normandía.

Según me he dado cuenta, contamos con el apoyo absoluto por parte de Alemania y Francia en lo que se refiere a la firmeza inamovible del orden de pasos previsto en los Acuerdos de Minsk y confirmado por los líderes del Cuarteto de Normandía en París, el pasado 2 de octubre. Este orden determina el avance simultáneo en cuestiones como la organización de las elecciones, la aprobación de la ley definitiva sobre el estatus especial, la introducción de este estatus en la Constitución y la realización de la amnistía conforme la ley que ya fue aprobada por la Rada Suprema, pero aún no está firmada por el presidente Piotr Poroshenko.

Nuestras discusiones están resumidas en la declaración que hará hoy el ministro francés de Asuntos Exteriores, Jean-Marc Ayrault, como el anfitrión de este encuentro.  En ella, entre otro, expresamos nuestro apoyo a las actuaciones de la MEM OSCE y CCCC en el ámbito de seguridad, a los esfuerzos de la MEM OSCE de encontrar el compromiso que permita avanzar en la cuestión relativa a la organización de los comicios y, en general, en todo el proceso de implementación de los Acuerdos de Minsk. Asimismo exhortamos a las partes a cumplir con sus compromisos asumidos en el marco del Complejo de Medidas en lo que se refiere a los aspectos humanitarios de la crisis, a la organización del libre acceso a la ayuda humanitaria, a la regulación del trabajo del Comité Internacional de la Cruz Roja en Donbás.

Es lo que hemos acordado hoy. En cualquier caso, ha sido útil. Los líderes de los países que forman el Cuarteto de Normandía tienen bajo control la implementación de los Acuerdos de Minsk y de sus acuerdos de París del pasado 2 de octubre. Informaremos a nuestros dirigentes sobre los resultados del encuentro celebrado. Según entiendo, dentro de cierto tiempo, por lo visto, se planeará un contacto telefónico entre los líderes de los países del Cuarteto de Normandía.

Pregunta: ¿Cree que las elecciones en Donbás se podrán celebrar en junio de este año, según informan hoy algunas fuentes occidentales?

Respuesta: La propuesta de instar a las partes que se pongan de acuerdo a base de los documentos de Minsk en cuanto a la celebración de los comicios locales en Donbás en el primer semestre del año en curso (para junio o julio) ha sido adelantada en la reunión de hoy por nuestros colegas alemanes y franceses. Rusia estaba dispuesta a respaldarle pero la parte ucraniana ha pedido no insistir en ello. Así que no hemos conseguido consenso en esta cuestión.

Pregunta: ¿Los resultados de las próximas negociaciones sobre Siria en Ginebra, serán determinantes para que continúe el régimen de alto el fuego y de la tregua en el país?

Respuesta: El régimen de cese de las operaciones de combate, aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU a base de la iniciativa conjunta de Rusia y EEUU, resultado del acuerdo de los presidentes Vladimir Putin y Barack Obama, es perpetuo. Hubo intentos, ya calificados por el MAE ruso como cínicos, de hacer creer que el régimen fuera impuesto para unas semanas, a ver qué pasa. Es una gran falsedad. El régimen no tiene plazo de vigencia. Al contrario, todos los miembros del Grupo Internacional de Apoyo a Siria respaldaron la iniciativa ruso-estadounidense relativa al establecer el régimen de forma perpetua. Es más, es sólo el primer paso hacia el régimen completo del alto el fuego. Existe una diferencia jurídica entre el cese de las operaciones de combate y el alto el fuego. Este último es un régimen más estable y serio.

Entonces, en primer lugar, el régimen establecido no tiene plazo de vigencia y en el segundo, no está acondicionado por nada. El régimen del alto el fuego y del cese de las operaciones de combate, el suministro de la ayuda humanitaria y la promoción del proceso político, que deberá extenderse a todas las partes enfrentadas en Siria (el gobierno sirio y todo el espectro de la oposición), son componentes de la estrategia aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU. Todo esto deberá hacerse a la vez, simultáneamente. No hay ni podrá haber condiciones previas. Partimos de lo que nos comunicó el enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, con el que nos reunimos recientemente en Ginebra. El confirmó que el próximo 9 de marzo convocará un encuentro entre las partes sirias, que dará inicio al proceso de las negociaciones. Participarán en él varios grupos de la oposición siria. Primero, se celebrarán los contactos entre los representantes de la ONU y los opositores y la delegación del gobierno sirio, por separado. Y luego, espero que se reúnan en una misma sala. Todo esto requiere tiempo. Pero, repito, no existe ninguna relación entre el régimen del cese de las operaciones de combate y el inicio de las negociaciones. Todos estos procesos deben realizarse y desarrollarse de forma paralela, estable y cada vez más intensa.

 

mid.ru

 

Read 1058 times