InterAffairs

Lun02242020

Última actualización el09:48:30 AM

RUS ENG FR DE PL ESP PT ZH AR

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel

Existe tal concentración del mal, tal condensación de la tiniebla, que el hombre necesita fuerzas inhumanas, proeza sin igual, para superarla, no por fuera, no, sino por dentro, cuando ella, irrumpe imperiosa y descaradamente, llenando el alma... El suicida grita pusilánime: “No quiero vivir y no viviré”, mientras que el mártir invoca: “No puedo vivir, pero ansío la Vida”. La proeza de Getsemaní es orar hasta la sangre, orar por el cáliz..., para que la tiniebla no absorba la luz.