InterAffairs

Vie10182019

Última actualización el09:48:30 AM

RUS ENG FR DE PL ESP PT ZH AR

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel
Jueves, 02 Noviembre 2017 23:06

El Curdistán Iraquí: ”un paso adelante, dos pasos atras”

Autor  Andrei Isaev, periodista de problemas internacionales

 

El primer resultado del referendum acerca de la independencia del Curdistan Iraquí se hizo la ocupación de los territorios litigiosos y aún de una parte de la propia región autónoma por la agrupación de Al Khashd asn-Shaabi y unidades del ejército iraquí. Siendo que notar, que la manzana pricipail  de la dsicordia – la región petrolífera de Kirkuk – se fué dejada sin la batalla. Choques en la linea de contacto duraron 11 días. Más de cien mil cristianos, azidis y curdos-sunitas fueron obligados a abandonar sus casas, temiendo represalias.

Más tarde el rimer ministro de Irák Khajjder al-Abadi anunció la cesación de operaciones militares para 24 horas. Casi inmediatamnete el alto al fuego  lo prolongaron unilateralmente  “hasta сonseguir el ajustamiento” – nadie tiene ganas de guerrear. Y en Bagdad anunciaron, que las partes en conflicto habían formado “un comité militar con el fin de iniciar las negociaciones políticas” y que pronto se iban acomenzar los pagos de sueldos a los empleados (incluyendo a los militares!) del Curdistán Iraquí del presupuesto central.

En este contexto el predidente del Curdistán Iraquí Masud Barzani anunció su retiro de la función, tratando, al parecer de unos cuantos observadores, de compartir la responsabildad por el fracaso del proyecto de obtener la independecia con otros políticos curdos, all llamar la rendición de Kirkuk “un golpe por la espalda” y “una gran traición”. Sus partidarios exaltados atacaron el parlamento de la autonomía, protestando contra la posición de colaboración, a su juicio, tomada por los opositores en la Unión Patriótica de Curdistan (UPC), los partidos Komala islamí y Gorani, a los cuales Barzani defacto había acusado de la traición de “la casa curda”. En algunas regiones las oficinas centrales de estas organizaciones fueron saqueadas y quemadas.

Ahora muchos  activistas curdos acusan a Barzani del deseo por medio del referendum prolongar el plazo de su estancia en el poder e inscribir su hombre en la historia. Y esto, a pesar del hecho de que todavía en vísperas de la votación el presidente del Curdistán Iraquí señaló, que ni él, ni sus parientes iban a participar en las elecciones presidenciales siguientes en noviemnre de 2017. Pero se sabe, que en el Este el poder no lo ceden, sino lo solamente pierden. Lo más probable es que Barzani suponía, que, después del referendum exitoso ( y nadie dudaba en su éxito), sus compatriotas  agradecidos lo pidieran encabezar el Curdistán, luego ya soberano. Todo se terminó con la humillación nacional y, probablemente, con la pérdida definitiva del poder. En la historia del movimiento nacional curdo él va, ciertamente, a quedar, pero como figura muy controvertida.

¿Por qué tuvo lugar el fiasco? Aparentemente, Barzani tuvo ciertos arreglos tanto con Bagdad, como con factores exteriores, pero por algo estos arreglos no dispararon. Es notable, que en las redes públicas ya ahora el expresidente de la autonomía expresó emocionalmente su perplejidad por el autoalejamiento de EEUU durante la ofensiva de las fuerzas armadas iraquís. Parece, que los Estados Unidos simplemente fallaron a los curdos – sus aliados más activos por la coalición antiterrorista. A propósito, algo semejante sucedió no hace mucho en Cáucaso: en 2008 Saakashvili, aparentemente, también contaba con el apoyo de su aliado trasoceánico.

Una causa más del fracaso del proyecto del Curdistán independiente es en el hecho de que el clan de Barzani nunca gozaba del poder absoluto en la autonomía. Durante muchas decenas de años tanto en la política, como en el campo de batalla a su Partido Democrático de Curdistán (PDC) le hacía frente la UPC de Jalal Talabani, quien miraba bastante fríamente a la idea de obtener la soberanía (en 2005-2014 Talabani incluso ocupó el puesto del presidente de Irák). En el pasado el armisticio entre las dos agrupaciones fué concluído solamente en 1998 bajo la activa intermediación de EEUU, y solamente en 2006 los dos gobiernos curdos – en Arbil y Sulemani - se unieron. Aunque la rivalidad entre ellos no desapareció a ninguna parte. Probablemente, de esto sacó partido Bagdad, al concluir una nuión con “talabanistas”: los destacamentos de peshmerga, dislocados en Kirkuk, subordinaban precisamente a Talabani. De a veras, ahora ya a Pavel Talabani, quien ocupó el puesto de su padre, quien para entonces  había muerto.

Al traicionar a los curdos, “ya no tan necesarios”, EEUU, posiblemente, va a comenzar la lucha por Irák con Irán, cuya influencia en Bagdad y entre los chiitas iraquís es díficil de sobreestimar. Especialmente, ahora, cuando los militantes de Al Khashd asn-Shaabi de hecho han conservado la integridad territorial del país. Como señalan unos cuantos expertos, los estadounidenses pueden poner la mira en “el movimiento de Sadrith” chiita, miltarizado y al mismo tiempo antiiranio, lo mismo que en la autoridad del ayaytullah iraquí Ali Sistani, quien goza de respeto tanto en Bagdad, como en Arbil.

En Teherán se apresuraron de advertir a los poderes iraquís contra la unión estrecha con Washington: el líder supremo de Irán ayatullah Ali Khamenei aconsejó al primer ministro de Irák Al-Abadi no confiar demasiado en Washington: “No tenga confianza en los Estados Unidos, esto le va a causar daño en el futuro”.

Ciertamente, al Curdistán Iraquí lo esperan tiempos no simples – tanto en las relaciones con Bagdad, como en la política interna. El antiguo consul general de Turquía en Arbil Aidyn Seldgen  presupone una confrontación dentro del clan de Barzani – entre el hijo mayor y el sobrino de Masud Barzani – y ni siquiera exluye la reanundación de la lucha armada entre el PCC y la UPC. Lo que le hace el juego al gobierno central de Irák.

Como que sea, pero parece, que todavía falta mucho para la reconciliación de Bagdad y Arbil. Es evidente también, que ahora restablecer la unidad de Irák será todavía más complicado, que antes del referendum. No vamos a olviadar, que 90% de los, que votaron (es decir, no solamente los partidarios de Barzani) se expresaron por la independencia de la autonomía curda. Es bastante posible, que así celebraron el punto sin retorno al país unido. Así que continua.

 

Moscú ha apoyado le integridad territorial de Irák, al llamar a las partes en conflicto a resolver las contradicciones en el marco de la constitución vigente. Hace poco lo ha confirmado una vez más Mikhaíl Bogdanov, representante especial del presidente de la FR para el Próximo Oriente y los países de Africa,  en el encuentro con el cheik Al-Mousili, representante de el mismo Ali Sistani. El mismo caso de las negociaciones evidencia, que Rusia se está integrando en el proceso de la reconciliación interétnica. En caso de su final exitoso, se podrá aplicar su experiencia en Siria también. En caso de su fracao será necesario hacer conclusiones adecuadas.

 

Read 651 times