InterAffairs

Dom04302017

Última actualización el09:48:30 AM

RUS ENG FR DE PL ESP PT ZH AR

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel

 

En la Cámara comercial e industrial de la RF se celebró una reunión de representantes de empresarios de nuestro país, interesados en activar y  ampliar la cooperación con la comunidad empresarial española. La sala estaba llena de empresarios rusos, que tomaron la decisión de restituir el Consejo de negocio ruso-español (CNRE). Uno de los reunidos recordó una consigna de los hombres de negocio de Madrid: “Si la empresa quiere prosperar, no hay fronteras para ella”. Dicen, esto se refiere a nosotros con España.

De tal modo, el 21 de abril de 2016 en Moscú fué constituida un órgano de trabajo renovado para organizar la cooperación con España – CNRE. Leonid Víctorovich Mikhelson, famoso empresario ruso, presidente de  la Directiva de la SAA “Novatek”, fué unánimamente elegido el dirigente del CNRE por los participantes de la reunión. Pero, antes de anunciar la votación por su candidatura, el vicepresidente de la CCI de la RF Vladimir Pádalka, quien presidía la reunión, describió en términos generales los objetivos y las tareas de la restitución de tal Consejo. El Director del Primer Departamento Europeo del MAE de la RF Alexei Paramonov caracterizó el desarrollo contemporáneo de España y notó la importancia del restablecimiento y reforzamiento de los vínculos ruso-españoles en todas las esferas de vida, más todavía – en la esfera comercial y económica.

El vicedirector del Departamento de los países de Europa, América del Norte y organizaciones internacionales del Ministerio del desarrollo económico de la RF Dmitri Sazhin habló de las tendencias comerciales y económicas principales y de índicadores de la cooperación bilateral. Según sus palabras, España es un país del Eurogrupo, que sigue el curso pragmático y constructivo hacia Rusia. El Ministerio aprecia el hecho de que la dirección de España ha incluído el desarrollo del comercio con Rusia en calidad de orientación pripioritaria de las actividades de su comercio exterior. Los participantes de la reunión se pusieron de acuerdo de que en realidad Madrid cumplía “las demandas de sanciones” de la CE contra Moscú forzadamente y que esa confrontación era contraproductiva para la economía del mismo reino Ibérico.

Por su parte, el representante de honor de la CCI de  la RF en España, vicepresidente del Comité de la CCI de la RF por la seguridad de actividades empresariales Artur Trapitsyn señaló, que tras los resultados de las negociaciones de negocio con cámaras comerciales e industriales regionales habían sido mostradas las orientaciones de la cooperación ruso-española, más actuales para las pymes, en particular, en el terreno de las tecnologías modernas de construcción y diseño y de la producción de materiales de construcción. Explicó, que al negocio ruso sería interesante las experiencias de España en el desarrollo de tecnologías innovadoras, en la industria alimenticia y agricultura, en la creación de alianzas publico-privadas en los sectores de la economía, significativos en sentido social.

¿Con qué objetivos está restituido el Consejo de negocio ruso-español? Como está indicado en sus documentos constitutivos, va a dedicarse a la ampliación y el desarrollo de los contactos de negocio y la cooperación mutualmente ventajosa entre los empresarios rusos y españoles. El Consejo va a activar el negocio ruso en los mercados de España y captar inversiones españolas a Rusia, defender los derechos y intereses legítimos de los empresarios de nuestro país en sus relaciones mutuas con estructuras oficiales y comerciales rusas y españolas. El Consejo va a esforzarse también por conseguir la elevación del papel  de los representantes interesados de la comunidad de negocio rusa en el proceso de formación y realización de la política estatal respecto a los vínculos económicos ruso-españoles. El Consejo de negocio va a unir los esfuerzos y la organizacion del diálogo constructivo de los círculos empresariales de nuestros dos países, interesados en el desarrollo progresivo y elevación de la eficacia de la colaboración de negocio ruso-española.

El número de los afiliados del Consejo no se limita. La membrecía es voluntaria. Hoy día decenas de representantes de la comunidad de negocio rusa han ingresado en la nueva asociación. Y el flujo de peticiones no cesa.

Si hablemos del estado actual de la colaboración comercial y económica de Rusia y España, es poco probable que hoy nos pueda satisfacer. Según los datos, presentados por la CCI de la RF, en 2015 el volumen del intercambio comercial ru-español en comparación con el año anterior disminuyó por 38,1% y descendió a 5511,1 millónes de dólares. La exportación rusa disminuyó por 41,3 % hasta el nivel de 2686,8 millones de dólares USA, y la importación de España disminuyó por 34,9% o por 2824,3 millones de dólares. En 2015 el saldo negativo en el comercio de Rusia con España fué 137,5 millones de dólares. Y lo, que es especialmente lamentoso – nuestro intercambio comercial mutuo sigue bajando también en 2016.

¿Y cuál es el ambiente económico en la España misma?

Como notan los expertos en ese campo, en 2016 el estado de la economía del reino se caracteriza por la recuperación gradual y el crecimiento de la economía, aunque pequeño, si, desde luego, comparemos con los años de crisis después de 2008. Las reformas del gobierno del premier Mariano Rajoy en las esferas financiera, laboral y fiscal (más la austeridad presupuestaria), orientadas a la superación de las consecuencias de la crisis económica, en la cual el país se había encontrado desde 2008, contribuyeron al mejoramiento de los indicadores macroeconómicos ya a la mitad de 2013. En 2014-2015 la tendencia a la recuperación de la economía continuó con impedimientos – en 2015 el PIB de España creció en 3,2%. En 2015 el mercado de trabajo español mostró resultados pasables. La cantidad de desempleados rebajó por 678 mil personas, lo que es el mayor en la historia de España descenso anual del desempleo. El gobierno logró conseguir una reducción considerable del deficit presupuestario – hasta 4% del PIB (en 2011 fueron 9%). En 2015 la agencia S&P сonfirmó el rating BBB de España con el pronóstico – “estable”- El rating de la agencia Fitch es BBB+. De acuerdo con los resultados del rating “Doing Business – 2015”, preparado por el Banco mundial a base de la estimación de las actas normativas, qur regulan activivdades de las empresas pequeñas y medianas en 185 países del mundo, España ocupa el 33-ro lugar en el mundo por el grado de condiciones favorables para el clima de negocio.

El sector turístico se ha hecho un motor importante del crecimiento de la economía (11% del PIB y 12% de puestos de trabajo). En 2015 68,1 millones de turistas extranjeros visitaron el país, 5% más, que en 2014 ( por el indicador del turismo  de entrada España ocupa el tercer lugar en el mundo). Se está recuperando el mercado de viviendas, sufrido sobre todo por la crisis. Aunque el alto nivel del desempleo y de la déuda estatal, como antes, siguen siendo los problemas más agudos.

En la exportación de España prevalen suministros de la producción industrial – 68%, a los productos alimenticios y materias primas agrícolas tocan 16%, a las materias primas  minerales y mercancías de combustible y energía – 12%. En la estructura de la importación de España también prevalece la producción industrial – 61%, a materias primas minerales y producción del complejo de combustible y energía tocan 26%, a los productos alimenticios y materias primas agrícolas – 12%.

Al mismo tiempo, la colaboración comercial económica ruso-española sigue sentiendo la influencia negativa a causa del régimen de sanciones por la UE y las contramedidas  de Rusia, lo mismo que a raíz de la caída de los precios de petroleo y la devaluación del rublo. A largo plazo el complejo agroindustrial va a quedar uno de los campos perspectivos del desarrollo de la colaboración ruso-española tanto en las esferas no tocadas por las sanciones (vinos, óleo, etc.), como en el campo de transferencia tecnológica (construcción de invernaderos, irrigación), del procesamiento de productos agrícolas,  edificación de almacenes de gran capacidad.

Es curioso, que mientras que nuestro intercambio comercial caye bruscamente, crecen las inversiones españolas en Rusia. Al fin de septiembre de 2015 su volumen total ascensó a 1,9 millardos de euros. En 9 meses de 2015 las inversiones directas rusas en España ascendieron a 34,3 millones de euros (+38,3%). España es una fuente importante de inversiones en la economía rusa, por ejemplo, y, ante todo, en la produccion de componentes de automóviles, el complejo de combustible y energía, el complejo agroindustrial, las industrias alimenticia, minera y textil. España considera el mercado ruso perspectivo y está interesada en participar en los proyectos inversionistas en el territorio de Rusia para modernizar y reconstruir las obras, existentes en las esferas del CCE, la infraestructura de transporte, la construcción de maquinaria y otras.

Los españoles creen, que Ekaterimburgo, Moscú, la república de Tatarstan, la región de Tyumen, los territorios Krasnodarsky y Primorsky son las regiones más prometedoras para la ampliación de la presencia de empresas españolas en el mercado ruso.

Como señalan los expertos, a pesar del abaratamiento de la capacidad adquisitiva de la población, Rusia se sigue considerando por España como un mercado perspectivo de ventas de artículos de las industrias textil y farmacéutica, el calzado, porcelánicos, muebles, productos de belleza, perfumería, vinos, aparatos de iluminación, equipamiento de servicios higiénicos, productos alimenticios.

Existe un potencial considerable en el desarrollo de la colaboración en las esferas de industrias intensivas en tecnología e innovadoras. En 2014 España ocupó el décimo puesto en el mundo por la cantidad de publicaciones científicas (857 mil)  (Rusia estaba en el 13-mo puesto) y estaba en el sexto puesto por el número de las patentes registradas (6 mil). Por su potencial innovador hoy día España ocupa el 37-mo lugar (allí existe el problema de la adoptación de innovaciones en la producción).

Madrid intensifica la realización de su propio programa espacial. En relación con esto la cooperación en el terreno del espacio pacífico puede ocupar un lugar significante en los vínculos bilaterales. España tiene soluciones científicas y técnicas innovadoras muy avanzadas en el sector energético. Se realizan programas del desarrollo de las energías, ecológicamente seguras y renovables. La unificación de circuitos tecnológicos permite crear las infraestructuras energéticas de escaso volumen tanto globales, como locales y moviles.

A pesar de las consecuencias negativas de la crisis económica, España ha conservado el alto nivel innovador y productivo  en el sector de construcción. Las experiencias de las empresas constructoras españolas permiten ejecutar la operación completa desde la elaboración del diseño hasta la puesta en marcha de la obra de construcción. Las mismas experiencias permiten presentar el modelo y el proyecto del servicio posterior de tal obra, lo que es actual hoy día en relación con grandes trabajos de construcción, realizados en Rusia de cara al campeonato mundial de fútbol de 2018. Hay también un potencial para poner en práctica proyectos ruso-españoles conjuntos en los mercados de terceros países, en primer lugar, en países de América Latina.

En general, los expertos califican, como los sectores más perspectivos para el desarrollo del comercio mútuo, la agricultura, construcción, energética alternativa, innovaciones, fabricación de automoviles, desarrollo de la infraestructura portuaria y ingeniería naval, infraestructura ferroviaria, turismo...

Pues, como ya ha sido notado, la elección de la dirección del Consejo de negocio ruso-español se celebró exitosamente, los participantes de la reunión se mostraron unánimes. Tatyana Legchílina, vicedirectora del Departamento de vínculos exteriores y labor con consejos de negocio de la CCI de la RF, y Andrey Popov, consejero del presidente de la Directiva de “Novatek”, fueron elegidos subjefes de Leonid Mikhelson. Serguei Martynov (8-985-764-70-39; e-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.) fué elegido secretario ejecutivo del Consejo. En la conclusión de la reunión constitutiva el presidente del CNRE Leonid Mikhelson brevemente enumeró las tareas principales de la asociación para el año en curso. Entre ellas el presidente señaló tales tareas, como: actualizar la base de afiliados del Consejo de negocio ruso-español; formar la lista de proyectos  y lineamientos perspectivos  de la cooperación bilateral y realizar el monitoring de su puesta en práctica; preparar la lista de cuestiones problemáticas de la colaboración bilateral, que hace falta discutir con la parte española; aprobar la lista de empresas españolas, el establecimiento o fortalecimiento de los contactos con las cuales es de interés para los empresarios rusos; crear un portal informativo del CNRE.

 

Los participantes de la reunión expresaron su consejo de negocio votos de mucha suerte!

 

No hay que ser un experto para ver que en los últimos meses, y de manera cada vez más acelerada, el imperialismo estadounidense y sus aliados de la OTAN están tratando de crear todas las condiciones para transformar las relaciones internacionales en un nuevo teatro de confrontaciones con vistas a mantener el ya cuestionado sistema internacional unipolar y la hegemonía neoliberal.

Hace apenas tres años, cuando alboreaba la multipolaridad con los esfuerzos de creación de UNASUR y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), con Rusia tratando de consolidar una región euroasiática y los Brics explorando una alternativa a la tiranía neoliberal, el imperialismo se lanzó a la creación de nuevos focos de tensión, interviniendo en Libia -que en ese entonces era un país clave de una necesaria integración africana-, en Siria y en países de África, y relanzó con fuerza la subversión en varios países latinoamericanos.

La intervención militar de la Alianza Noratlántica en Libia, como otras acciones análogas de países de la comunidad occidental (en Yugoslavia, Irak, Kosovo), que pusieron en duda los principios y normas del derecho internacional actual, ante todo el principio de soberanía estatal, no ha obtenido por ahora, a mi juicio, debida y calificada valoración jurídica.