InterAffairs

Vie06232017

Última actualización el09:48:30 AM

RUS ENG FR DE PL ESP PT ZH AR

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel
Lunes, 15 Febrero 2016 13:32

El diálogo del milenio en la Habana

Written by 

 

El Príncipe de la Iglesia Ortodoxa Rusa, Santísimo Patriarca de Moscú y toda la Rusia Kiril concluyó su visita oficial de cuatro  días a Cuba y partió más lejos a países de América Latina – Paraguay, Chile y Brasil. Y en vísperas, el 12 de febrero, en el aeropuerto Jose Martí de la Habana se celebró su encuentro histórico y una conversación con el Papa de Roma Francisco.

Fué realmente un encuentro del milenio. La cisión tuvo lugar, como afirman muchos historiadores y teólogos, en 1054, es decir, 962 años atrás. Pero las científicos más escrupulosos consideran, que la discordia empezó todavía antes. Y en 1054, dicen, sucedió el primero intento fallado de la reconciliación. Si no ahondemos en los detalles históricos, en el fondo  de la cisión estaban, principalmente, factores del sistema de la creencia, que conciernen al misterio de la Santísima Trinidad y la estructura de la Iglesia. A ellos se añadieron también discrepancias en cuestiones menos importantes referentes a las prácticas y ceremonias eclesiásticas.

La cisión entre las Ingesias Ortodoxa y Católica de Roma ha durado muchos siglos. Y, al fin, ha venido el momento, cuando los líderes de las dos ramas del cristianismo más infuyentes en el mundo encontraron la vanlentía y la voluntad de verse y llamar uno a otro hermanos.

Y esto sucedió el 12 de febrero de 2016 en la Habana, capital cubana, la cual en los años recientes viene convertiendo todavía más y más en un sitio neutral global “del díalogo y hermandad”.  Voy a recordar, que ya hace mucho en la Habana se vienen celebrando numerosos foros internacionales, negociaciones, conferencias políticas y científicas. Por ejemplo, en la capital cubana ya dos y media años se vienen conduciendo las negociaciones de paz difíciles entre el gobierno de Colombia y los movimentos armados rebeldes que le han confrontado durante unas cuantas décadas.

Resulta, que la Habana es un lugar tan místico y emblemático, la ciudad, que en los siglos 16-17 servía de avanzadilla para la colonización por los españoles de la América del Sur y Central y el Caribe, en el siglo 20 se hizo un centro del enfrentamiento nuclear trágico y peligroso de dos superpotencias globales – la Unión Soviética y los Estados Unidos. Además, durante más de medio siglo Cuba pudo hacer frente a las acciones agresivas de su vecino poderoso del norte. Y ya hace poco la Habana ha logrado, que Washington convino a normalizar las relaciones diplomáticas con ella.

Y ahora en esa ciudad cubana histórica, que ha visto mucho durante casi sus medio mil años, tuvo lugar el encuentro muy esperado y largamente preparado del Patriarca Kiril y  el Papa Francisco. Ya, en la conversación con el Príncipe de la Inglesia Católica de Roma el Príncipe de la IOR va a decir, que su encuentro está pasando ¨en el momento adecuado y en el sitio adecuado”.

...Al llegar a Cuba, el Santísimo Patriarca de Moscú y toda la Rusia visitó el Monumento de José Martí en la Plaza de la Revolución. El Príncipe de la IOR depositó una corona floral a ese monumento al héroe nacional de Cuba. Después de esa visita en la Palacio de la Revolución se celebró un encuentro del Patriarca Kiril con Raul Castro,  Presidente del Consejo de Estado y del Consejo  de Ministros de la República de Cuba.

En la sala, llamada “La Sol de las Américas” el Príncipe de la IOR y el dirigente del estado cubano intercambiaron saludos. Del lado de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el encuentro participaron el metropolita de Volokolamsk Ilarión, el embajador extraordinario y plenipotenciario de la Federación Rusa en la República de Cuba M.L. Kamynin, el metropolita de Borispol y Brovary Antoniy, el obispo de Solnechnogorsk Serguiy; del lado de la República de Cuba – el primer vice-ministro del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros Miguel Días-Canel Bermudas, el presidente de la Asamblea Nacional del poder  popular Esteban Lazo Hernandez, el ministro de asuntos exteriores Bruno Rodriguez Parilla.

Tuvo lugar un intercambio interesado de opiniones. En particular, se discutieron problemas de las relaciones internacionlaes. El próximo encuentro del Papa de Roma y el Patriarca de Moscú y toda la Rusia, primero en la historia, fué uno de los temas de la plática.

Al concluir la conversación, Raul Castro y el Santísimo Patriarca Kiril intercambiaron los regalos. Raul Castro entregó como ofrenda al Santidad una imagen en bajorrelieve del mártir San Jorge. El Príncipe de la Iglesia Rusa entregó al Presidente del Consejo de Estado de Cuba un ícono de sobremesa del Manto de la Santísima Virgen y su libro “La libertad y la responsabilidad”, traducido al español.

En la conclusión del encuentro el Santísimo Patriarca calurosamente agradeció a Raul Castro pos la hospitalidad.

El mismo día en el aeropuero internacional José Martí de la Habana el Santísimo Patriarca de Moscú y toda la Rusia Kiril se vió con el arzobispo de la Habana, el cardenal Jaime Lucas Ortega-y-Alamino.

...Y, al fin, el 12 de febrero, en la capital cubana aterrizó “ el avión de Vaticano”, y en el edificio del aeropuerto comenzó el encuentro histórico muy esperado del Santísimo Patriarca de Moscú y toda la Rusia Kiril con el Santísimo Papa de Roma Francisco, quien había hecho una parada especial en la Habana de camino a México. El diálogo de dos líderes cristianos duró dos horas. Muchos temas y problemas, que les interesaban, se discutían a puerta cerrada. Al concluir el intercambio de opiniones el Patriarca y el Papa firmaron una declaración conjunta (Miren en el fin de este resumen).

Quisiera notar especialmete, que tanto la abierta parte del encuentro histórico de los líderes de las iglesias Ortodoxa y Católica de Roma, como los eventos oficiales del programa muy lleno de la visita del Príncipe de la IOR se transmitían por la televisión nacional y se cubrían ampliamente por los medios centrales de Cuba.

Al despedir al Papa Francisco a México, el Patriarca Kiril continuó su visita oficial en Cuba. Al día siguiente, el 13 de febrero, como atestiguan los noticieros de la patriarcado de Moscú, al tercer día de su estancia en la Isla de la Libertad el Príncipe de la IOR puso una corona floral al Monumento a los combatientes internacionalistas soviéticos en la Habana. Ese monumento fué erigido bajo el apoyo de Fidel Castro en 1978 al 60 aniversario de las Fuerzas Armadas de la URSS. En su territorio están enterrados los restos de 68 especialistas militares – soldados y oficiales soviéticos, perecidos en Cuba en 1962-1964, incluso, durante el salvamiento de la gente durante el huragán tropical más fuerte “Flora” en otoño de 1963. Allí fué cantada “ La memoria eterna” a “los combatientes de la Patria nuestra, quienes se sacrificaron por ese país y su pueblo”.

El mismo día el Príncipe de la IOR visitó un centro de rehabilitación para los niños “La solidaridad con Panamá” en los alrededores de la Habana, la única institución en Cuba con un centro de formación especial para los niños con anomalias en el desarrollo fisicomotor o retrasos en el desarrollo cognitivo, donde enseñan a los alumnos hasta el 9 grado. El Patriarca Kiril fué recibido por el ministro de la formación de la República de Cuba Ena Elsa Velasquez, el director de la escuela Ester La Ochoa, pedagogos y alumnos de la escuela.

“Visito tales centros de formación en Rusia durante grandes fiestas – la Navidad y las Pascuas. Hoy  tambiéntengo una fiesta” – dijo el Patriarca Kiril. Acompañado por el ministro y el director de la escuela el Santísimo Monseñor vió las aulas de estudios, habitaciones para lecciones de trabajo, la sala de gimnasia.

El Príncipe de la Iglesia Rusa se comunicó calurosamente con los niños y les bendijo a ellos. El Santísimo Patriarca Kiril se dirigió a los niños y todos los presentes. En particular, dijo:

“…Hoy tengo una gran fiesta, porque tengo la oportunidad de ser su invitado. El hombre vincula cualquier fiesta con el estado de ánimo festivo,  pero si el hombre no se siente alegre, entonces ya no es ninguna fiesta. Y a mi me da mucha alegría de verles. Vds. cantan admirablemente, bailan admirablemente, Vds. hacen las cosas que otros hombres no pueden hacer. Y esto significa, que el Diós da a cada uno sus talentos. Puede ser que Vds. no tengan algunas cosas que tienen otros niños, pero todos Vds. tienen lo que no tengan muchos – tienen una experiencia de la vida especial. Vds. pasan por encima las dificultades, Vds. hacen mucho más, que hacen sus coetáneos, y lo que es lo más importante, Vds. dan ejemplo a otros.

Es formidable, cuando la sociedad, el pueblo se preocupan de los niños y adultos qne tengan restricciones por su salud. Los que tengan restricciones por la sasud, necesitan a los, que no tengan ningunas restricciones. Vds. necesitan a sus educadores, a los que les yudan, a los médicos. Pero quiero decir que toda la sociedad también nesecita a Vds. De una manera especial el Dios marca a las personas, la vida de los cuales es muy importante para todos los demás. Vds. son un ejemplo para los niños de buena salud, un ejemplo de cómo se puede salvar las dificultades. Por favor, recuenden mis palabras: todos nosotros les necesitamos a Vds. Vds. llevan un servicio especial a los hombres – Vds. les ayudan a ser bondadosos, salvar su egoísmo, abrir su corazón para ayudar al otro hombre... Siento que el Dios está presente en Vds. y a través de Vds., por eso quiero desear a todos Vds. no entristecerse nunca, no compararse nunca con otros, no lamentar nunca, que Vds. no puedan hacer algo, que pueden hacer otros, - porque cada uno de Vds. puede hacer lo, que no puede hacer la mayoría absoluta de los niños. Cuando hoy escuchaba su cante, cuando admiraba los bailes tan formidables, verdaderamente comprendía, que Vds. pueden hacer mucho, que no puedan hacer otros. Quisiera agradecer a los dirigentes, pedagogos y todos que cuidan a los niños” – dijo el Patriarca Kiril.

Como ofrenda al centro el Príncipe Kiril entregó sillas de ruedas, portátiles, videoproyectores, juguetes del desarrollo, dulzuras, lo mismo que los íconos del Manto de la Santísima Virgen para los alumnos y para los educadores. Más tarde el Santísimo Patriarca Kiril hizo una anotación en el libro de invitados de honor: “La enfermidad y la restricción fisica no pueden restringir el ánimo humano inmortal. Cordialmente agradezco a todos los que trabajan en este sitio bendito, auydando a los niños a conservar la fuerza del ánimo y vencer la enfermedad física.”.

El 13 de febrero de 2016 en la Habana en la sala ceremonial del Palacio de la Revolución el Santísimo Patriarca de Moscú y toda la Rusia Kiril fué condecorado con la orden José Martí, héroe nacional del pueblo cubano, que fué entregado al Príncipe de la IOR por Raúl Castro, Presidente del Consejo de Estado  y del Consejo de Ministros de la Repúlica de Cuba. Es la condecoración estatal superior.

Al agradecer por la condecoración, el Santísimo Patriarca Kiril se dirigió a los participantes de la ceremonia con las palabras siguientes. Dijo enparticular:

“…Las relaciones entre Rusia y Cuba tienen una larga historia, pero en la segunda mitad del siglo XX se hicieron totalmente particulares. Sabemos, cuan abnegadamente los hombres soviéticos trabajaban en aquellos tiempos, para estar juntamente con el pueblo cubano en su justa lucha por la independiencia.

Esa experiencia especial de la interacción y cooperación de los dos pueblos ha quedado en nuestra memoria histórica. En el transcurso de los años ulteriores la simpatía a Cuba y al pueblo cubano siempre se conservaba en nuestro pueblo. Por eso he visto mi deber en el apoyo de estos humores en nuestra sociedad y hacer todo para que las relaciones entre nuestros países y pueblos salgan a un nuevo nivel más activo del desarrollo... Una vez más les agradezco por la alta condecoración. Con ella han condecorado toda  la Iglesia Rusa y en cierto sentido a nuestro pueblo, que conserva las simpatías profundas al pueblo laborioso y amante de la libertad de Cuba. Recuerdo la consigna, que en mi juventud a menudo se pronunciaba en las calles de Leningrado de aquellos tiempos, especialmente, cuando nos visitaban altos invitados de Cuba y, en primer lugar, el líder legendario de la revolución Fidel Castro Rus – con estas palabras quisiera terminar la acción de mis gracias a Vds. y al pueblo cubano – Viva Cuba!”

En la ceremonia de la condecoración estaban presentes el embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Federación Rusa en la República de Cuba M.L. Kamynin, miembros de la delegación oficial de la Iglesia Ortodoxa Rusa.

El mismo día en la Habana el Santísimo Patriarca de Moscú y toda la Rusia Kiril visitó al líder histórico de la revolución cubana, expresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de Cuba Fidel Castro, quien el 13 de agosto de este año va a cumplir 90 años. El encuentro tuvo lugar en la casa de Fidel Castro. Entre otros temas se discutían cuestiones de las relaciones internacionales. Fidel notó la importancia del encuentro histórico del Santísimo Patriarca Kiril y el Papa de Roma Francisco, pasado el día anterior.

El Príncipe de la IOR agradeció a Fidel Castro por el templo que la comunidad ortodoxa de la capital cubana tiene en honor del ícono de Kazan de la Virgen, la construcción del cual se realizó en la Habana con la participación del estado, y es un mérito, incluso, del mismo Fidel, quien entonces dirigía Cuba.

Por la noche del 13 de febrero en la Habana en el teatro José Martí el Santísimo Patriarca Kiril asistió al concierto del coro del clero del patriarcado de Moscú y del conjunto folklórico académico estatal “Rusia” Ludmila Zykina, organizado en relación con la visita de su Santidad.

El programa de concierto comenzó con la ejecución de los himnos estatales de la Federación Rusa y la República de Cuba y con el cántico “El Dios con nosotros”. Al concierto asistieron representantes del poder estatal y público en general, personalidades de la cultura de Cuba, miembros de la delegación de la Iglesia Ortodoxa Rusa, funcionarios de la misión diplomática rusa.

Los reportajes de los eventos oficiales con la participación del Príncipe de la Iglesia Ortodoxa Rusa se transmiten en el éter de la televisión nacional de Cuba.

Concluyendo su visita oficial a Cuba, el 14 de febrero el Santísimo Patriarca de Moscú y toda la Rusia celebró una liturgia en el templo del ícono de Kazan de la Virgen en la Habana. Al  servicio aisitieron centenares de parroquianos e invitados, incluso el dirigente de Cuba Raul Castro.

 

Los medios de Rusia y de muchos países  extranjeros aprecian altamente esta visita a Cuba, haciendo énfasis en el encuentro histórico del Patriarca Kiril con el Príncipe de la Iglesia Católica de Roma, el Papa Francisco en la Habana.

 

Read 302 times Last modified on Miércoles, 02 Marzo 2016 13:39