InterAffairs

Mié09202017

Última actualización el09:48:30 AM

RUS ENG FR DE PL ESP PT ZH AR

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel
Lunes, 21 Agosto 2017 16:22

Discurso y respuestas a preguntas de los medios ofrecidas por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, durante la rueda de prensa conjunta al término de las negociaciones con el Ministro de Relaciones Exteriores de

Rate this item
(0 votes)

Estimadas señoras y señores:

Las negociaciones con mi homólogo boliviano, el Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Fernando Huanacuni Mamani, han sido constructivas y bastante densas en contenido.

El Ministro de Relaciones Exteriores del Estado Plurinacional de Bolivia entregó el mensaje del Presidente del país, evo Morales, a nombre del presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin. Nosotros hemos confirmado la aspiración de nuestros países a fomentar la asociación en todos los ámbitos.

Hemos analizado el estado de nuestras relaciones bilaterales. Tenemos una agenda multifacética y densa en contenido. Hemos destacado una dinámica muy buena del diálogo político, una exitosa ejecución de los acuerdos alcanzados el año pasado durante la visita hecha a la Federación de Rusia por el antecesor del señor Fernando Huanacuni Mamani en calidad del Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia. Todos los asuntos que trataron los primeros mandatarios, lo que acordaron nuestras cancillerías, como los ministerios de Economía de la Federación de Rusia y de Bolivia, los ministerios sociales y nuestras compañías, se está llevando felizmente a vías de hecho.

Nuestros vínculos económicos poseen buenas potencialidades. Todas las posibilidades disponibles, así como aquellas que debemos aprovechar, fueron analizadas el pasado mes de mayo en la sesión de la Comisión intergubernamental para los intercambios culturales y la cooperación económica.

Hemos confirmado hoy que existen muy buenas perspectivas en el ámbito de la energía. En julio pasado, la sociedad anónima pública rusa Gazprom firmó el protocolo de intenciones con la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), a base de los acuerdos anteriormente firmados. La compañía estatal rusa Rosatom está terminando de concordar con la parte boliviana varios contratos y el programa de cooperación estratégica en materia de uso de la energía atómica con fines civiles, incluida la construcción del Centro de investigaciones nucleares con empleo de tecnologías rusas. Nuestras compañías energéticas están interesadas en suministrar maquinaria y equipos para las centrales termoeléctricas e hidroeléctricas que se están construyendo en Bolivia, así como en modernizar las existentes. Tomando en consideración que los planes de desarrollo de Bolivia estipulan incrementar el porcentaje de nuevas fuentes de energía, incluidas la geotérmica, solar y eólica, la sociedad anónima pública RusHidro se muestra dispuesta a transferir las correspondientes tecnologías. Este tema también lo hemos tratado hoy. Creemos que para nuestras entidades y compañías especializadas en esta problemática se abre un amplio campo de acción.

Por lo que al sector energético se refiere, hemos abordado asimismo las dimensiones multilaterales de nuestra interacción, ante todo, en el marco del Foro de los países exportadores de gas (FPEG) cuya cumbre de turno se celebrará en noviembre próximo en Bolivia. Ayudaremos por todos los medios a nuestros amigos bolivianos a conseguir que la cumbre se corone de éxito y elabore un preciso programa de acción que garantice un justo equilibrio de intereses de los productores y los consumidores del gas.

En nuestros países cunde el interés recíproco por los proyectos inversionistas en los dominios de la petroquímica, el agro, el transporte y otros. Se fomentan los contactos entre las provincias de Rusia y de Bolivia. Hemos hablado hoy sobre las buenas perspectivas para ahondar la cooperación técnica y militar. En este ámbito también trabaja una Comisión intergubernamental que sesionará este mes en Moscú.

Existe el interés reciproco por impulsar los contactos en las esferas de las Humanidades y la cultura. Nuestros amigos bolivianos están interesados en que sus jóvenes hagan carrera en universidades rusas. Esta clase de cooperación también avanza. Formamos a especialistas en profesiones tanto civiles como policiales, ante todo, en materia de lucha contra el narcotráfico. Mencionaré aparte que se ampliará la formación de especialistas para la energía atómica.

Hemos discutido también la problemática internacional, haciendo constar la identidad de posturas respecto a la mayoría de los problemas de actualidad de la agenda internacional. Nuestros países se pronuncian consecuentemente por una arquitectura policéntrica más justa y estable, basas en el Derecho Internacional y la diversidad cultural y civilizatoria del mundo contemporáneo. Rusia y Bolivia son unánimes en su rechazo de los intentos de torpedear el proceso objetivo de estructuración de un orden mundial multipolar, de torpedear una tendencia objetiva renunciando a la cooperación multilateral, de recurrir a medidas unilaterales e ilegítimas, incluida la intromisión en los asuntos internos, también con empleo de la fuerza armada. Contraponemos a tales acciones nuestro apego a la cooperación multilateral, en plena correspondencia con los principios de la Carta de la ONU, y a la búsqueda de soluciones de cualesquiera problemas, soluciones aceptables para todos y basadas en un equilibrio honesto de los intereses.

En cuanto a la problemática regional, hemos expresado reconocimiento a nuestros amigos por el invariable apoyo al fomento de los contactos entre la Federación de Rusia y América Latina, incluidas sus organizaciones, tales como La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el Mercado Común Suramericano (MERCOSUR), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA).

Hemos considerado sumamente importante corroborar nuestra postura en relación con la situación en Venezuela. Somos unánimes en plantear la necesidad de superar lo más pronto posible las divergencias existentes en este país exclusivamente por vía pacífica, a través del diálogo nacional, sin presiones desde fuera, sin hablar ya de lo inadmisibles que son las amenazas de intervenir militarmente en los asuntos internos de este país, las cuales provocaron duras condenadas por la abrumadora mayoría de los Estados latinoamericanos.

A título de colofón, quisiera recalcar que tenemos en gran estima la coordinación de nuestras acciones en los foros multilaterales, sobre todo en el Consejo de Seguridad de la ONU. Este año y los próximos años, Bolivia será miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU. Coordinamos estrechamente los pasos a dar respecto a todos los problemas que figuran en la agenda del Consejo de Seguridad de la ONU. Bolivia secunda las iniciativas rusas que estudia la ONU. Se trata de cuestiones relacionadas con la seguridad en el ámbito de la información, fortalecimiento de la confianza en el espacio cósmico, la inadmisibilidad de la glorificación del nazismo, la invitación a todos los Estados a asumir el compromiso a no ser los primeros en desplegar armas en el espacio, no recurrir a las formas ilegítimas de interacción en la palestra internacional, no entrometerse en los asuntos internos de otros Estados, no atribuir extraterritorialidad a sus acciones nacionales ni intentar reconocer los golpes de Estado como forma legítima de cambio de poder. Todos estos planteamientos y principios se someten anualmente a votación en la Asamblea General de la ONU. Lo mismo que la abrumadora mayoría de otros Estados, nosotros y Bolivia los apoyamos invariablemente.

Creo que las negociaciones han sido muy útiles que han confirmado nuestro propósito de ahondar por todos los medios nuestra interacción en interés de nuestros países y pueblos. Agradezco a mi colega, el Ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, la cooperación de hoy.

Pregunta: Ayer, al conversar con su homólogo chino Wang Yi Ud. volvió a plantear la inadmisibilidad del empleo de la fuerza para arreglar la crisis en la Península de Corea, subrayando la disposición de Moscú a intensificar la coordinación de las acciones con Pekín con vistas a arreglar la situación. ¿Se entendían bajo esta coordinación determinadas medidas económicas o se trataba más bien de pasos diplomáticos?

Respuesta: Por lo que se trata de ejercer influencia sobre Pyongyang para lograr el cumplimiento de las conocidas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, estamos profundamente convencidos de que las posibilidades de presiones económicas prácticamente están agotadas. No podemos secundar las ideas que siguen abrigando algunos socios nuestros, encaminadas literalmente a la estrangulación económica de Corea del Norte con todas las consecuencias negativas y trágicas que ello acarree para los ciudadanos de este país.

Partimos de que todas sin excepción resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, que ya decretaron medidas serias de coacción económica, contenían los compromisos del Consejo de Seguridad a continuar apoyando el proceso de retorno a las negociaciones políticas y procurar el arreglo pacífico por métodos diplomáticos en la Península de Corea. Todas las medidas de coacción económica que ha venido decretando a lo largo de varios años el Consejo de Seguridad, son observadas por los Estados miembros de la ONU, mientras el compromiso y el llamamiento del Consejo de Seguridad de la ONU a prestar y aumentar la atención al aspecto político, dirigido a los países concernidos, de hecho eran menospreciados. La RPCh y nosotros lo consideramos de incorrecto e incluso pernicioso y peligroso.

Por lo tanto, hemos avanzado una iniciativa conjunta que supone el conocido principio de “doble congelación”: Corea del Norte renuncia a las pruebas de armas nucleares y misiles, mientras EEUU y Corea del Sur se abstienen de realizar maniobras de envergadura en esta área. Conozco la reacción de EEUU a este principio de “doble congelación” que consiste en que no se puede intercambiar concesiones legítimas e ilegítimas. Pero aquí no se trata de insistir hasta más no poder en su propia certeza, no guiarse por unas consideraciones de prestigio falsamente interpretadas, sino pensar en la suerte de esta región y la de centenares de miles de personas que, según calculan expertos, podrían resultar afectadas en caso de iniciarse las hostilidades con las que no dejan de amenazar Washington y Pyongyang. Últimamente, esta retórica ha pasado a ser más un poco más tranquila.

Habría que celebrar o, por lo menos, confiar en que las “cabezas calenturientas” se hayan enfriado algo. Junto con la RPCh procuraremos el cumplimiento de los compromisos asumidos por el Consejo de Seguridad de la ONU y relativos a la necesidad de retorno al proceso político. El Consejo de Seguridad de la ONU nunca separaba las medidas de coacción económica de la tesis sobre la necesidad de arreglo pacífico. Las propuestas avanzadas conjuntamente por Rusia y China, aparecen en la declaración conjunta del 4 de julio pasado, la que versa exclusivamente sobre los pasos políticos y diplomáticos.

Pregunta:  Comente la declaración del Presidente de Irán, Hassan Rouhani, acerca de que Teherán pueda retirares del acuerdo sobre el programa nuclear, si Washington continúa presionando. ¿Cómo percibe Moscú el aumento de las asignaciones presupuestarias al programa iraní de desarrollo de misiles?

Respuesta: En el fondo, el presupuesto del programa  de desarrollo de misiles es un asunto que le incumbe a Irán, al que no le está prohibido ejecutar este programa. Las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU no contienen prohibiciones jurídicas algunas sobre el particular. Por lo que se refiere a la declaración del Presidente de la República Islámica de Irán, Hassan Rouhani, sobre la posible retirada de Teherán del Plan de Acción Conjunto y Completo (PACC) firmado para arreglar la situación en torno al programa nuclear iraní (PNI), espero que esto no llegue a ocurrir. Espero asimismo que tampoco EEUU infrinja sus compromisos derivados del PACC. Como es sabido, tal como exige la legislación de EEUU, este país confirmo en los plazos previstos el cumplimiento por Irán de sus compromisos derivados del PACC. Ello no obstante, paralelamente Washington decretó nuevas sanciones unilaterales contra la República Islámica de Irán, arguyendo que estas sanciones no atañen al programa nuclear ni al PACC, sino a la actuación de Teherán en otros dominios que provoca el descontento de Washington, tales como la situación con los derechos, el comportamiento de Irán en la región, etc. Respecto a ello sólo puedo afirmar que las sanciones unilaterales son ilegítimas en principio, y cuando se utilizan para sacar provecho alterando un equilibrio bien ajustado en relación con uno u otro problema (justamente esta clase de equilibro se logró respecto al problema nuclear iraní), pasan a ser acciones irresponsables que pueden destruir y socavar este equilibrio. Habría que abstenerse de lanzar tamañas provocaciones, dado que están en juego no los intereses nacionales de algún país aislado, sino de toda una región que estamos interesados en mantener desnuclearizada. Otra cosa que desearía destacar en esta relación. En reiteradas ocasiones hemos propuesto acordar en pie de honestidad que si el Consejo de Seguridad de la ONU adopta un paquete de medidas de coacción económica sobre cualquier país, sea Corea del Norte, Irán o algún otro, y aprueba la correspondiente resolución, todos han de asumir los compromisos a limitarse en sus acciones justamente a este paquete de sanciones colectivamente concordado. Y también asumir el compromiso a no imponer restricciones unilaterales, procurando a través de ellas compensar lo que no se logró inscribir colectivamente en el paquete concordado. Los estadounidenses se oponen categóricamente, pero este principio es muy difícil de rechazar. El mantendrá su actualidad. En las discusiones posteriores lo defenderemos sin falta y ya hemos hecho las pertinentes declaraciones en las consultas en el Consejo de Seguridad de la ONU. Es nuestra postura de principios que comparten muchos socios nuestros.

Pregunta (dirigida a ambos ministros): En Bolivia se está construyendo un Centro de investigaciones nucleares con el concurso de Rusia. ¿En qué etapa de construcción está el proyecto? Bolivia cuenta con grandes recursos energéticos, y Rusia está interesada en ayudar a Bolivia a convertirse en importante productor de hidrocarburos. ¿Cómo puede Rusia contribuir a alcanzar este objetivo?

Respuesta (Serguéi Lavrov agrega después de Fernando Huanacuni Mamani): Por lo que se refiere al Centro de investigaciones nucleares, ya tenemos un contrato para la ejecución de trabajos preliminares suscrito entre la compañía estatal rusa Rosatom y sus socios en Bolivia. Estos trabajos ya se están ejecutando. Hemos hablado hoy con el señor Ministro acerca de que literalmente este mes continuarán las consultas sobre el contrato general. Existen todas las probabilidades de firmarlo ya en septiembre próximo, lo cual permitirá hacer operacionales las primeras instalaciones del Centro en 2019, tal como lo desea la parte boliviana.

 

mid.ru

Read 38 times