InterAffairs

Mié09202017

Última actualización el09:48:30 AM

RUS ENG FR DE PL ESP PT ZH AR

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel
Viernes, 19 Mayo 2017 17:58

Discurso y respuestas a preguntas de los medios ofrecidas por el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, al término de las negociaciones con el Secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, Washington, 10 de mayo de 2017

Rate this item
(0 votes)

Hemos sostenido hoy en el Departamento de Estado de EEUU una reunion bilateral con el Secretario de Estado de este país, Rex Tillerson, y acabamos de reunirnos juntos con el presidente de EEUU, Donald Trump.

Ante todo, hemos discutido nuestra ineracción en la arena internacional. Se ha confirmado que, pese a todas las dificultades conocidas, nuestros países pueden y deben ayudar a resolver problemas clave de la agenda internacional.

Hemos hablado en detalle sobre Siria, en particular, en el contexto de las iniciativas de crear zonas de desescalada. Tenemos un entendimiento común que esto debe ser un paso para acabar con la violencia en todo el territorio de Siria que ayudará a resolver los problemas humanitarios y crear los fundamentos sólidos para avanzar hacia un arreglo político, a tenor con la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Hemos llegado a un acuerdo de continuar trabajando juntos en el marco del formato de Astaná en que EEUU participa en calidad de observador. Hemos apreciado la aportación constructiva de EEUU en la última reunión. Vamos a cooperar también en el marco del proceso de Ginebra que, según el enviado especial del Secretario General de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, debe reanudarse la próxima semana. Esperamos que el Gobierno de Siria y todos los grupos opositores actúen de modo constructivo.

Hemos hablado también sobre otros problemas que afronta la comunidad internacional, donde podemos desempeñar un papel realmente positivo junto con EEUU y otros actores. En este contexto, se ha mencionado el arreglo palestino-israelí, la situación en Afganistán, la situación con el cumplimiento de los acuerdos de Minsk sobre el arreglo en Ucrania. Hemos acordado continuar manteniendo los contactos de trabajo en estas áreas, buscar las vías para acercar las posturas de todas las partes interesadas.

Hemos abordado el estado en que se encuentran las relaciones bilatrales que deja mucho que desear. Las causas a las que se debe el estado actual de estas relaciones son bien conocidas. Desgraciadamente, la anterior administración de EEUU hizo todo lo posible para socavar los cimientos de nuestras relaciones. Ahora tenemos que actuar a partir de un nivel muy bajo. Entendemos perfectamente que los ciudadanos rusos y estadounidenses quieren vivir en consenso y comunicarse bien. Creo que la tarea de los políticos es hacer que todos los problemas artificiales que lo obstaculicen sean eliminados.

Hemos discutido con el Secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, los resultados de la reunión de nuestros adjuntos quienes abordaron anteayer en Nueva York el estado de las relaciones bilaterales. Está claro que no hemos podido resolver todos los problemas, hasta diría que el avance es muy modesto. Hemos acordado que seguiremos usando este canal para analizar los irritantes generados de modo artificial en nuestras relaciones. Creo que este enfoque es útil y práctico. No podremos solucionar todos los problemas a la vez. Está claro. Mientras, es positivo que haya el deseo de avanzar en esta dirección. El presidente de EEUU, Donald Trump, confirmó claramente su interés en construir unas relaciones mutuamente ventajosas, profesionales y pragmáticas, así como resolver problemas. Es muy importante que el presidente ruso, Vladímir Putin, y el presidente de EEUU, Donald Trump, estén orientados a los resultados concretos que sean sensibles y permitan solucionar problemas, incluidos los de la agenda internacional.

Pregunta: ¿Se ha abordado la cuestión de sanciones, en particular, el restablecimiento del acceso a la propiedad del Gobierno ruso en Washington y Nueva York? ¿Qué acciones de respuesta se emprenderán, si la parte estadounidense no arregla este asunto?

Respuesta: Las sanciones son acciones unilaterales emprendidas contra nosotros, por eso la solución de este problema no es de nuestra incumbencia.

El asunto que se refiere a la propiedad nacional ocupa un puesto especial en nuestras negociaciones. El derecho de propiedad fue confirmado por los documentos jurídicos otorgados en EEUU. En sus últimos días, la administración de Barack Obama emprendió acciones mezquinas en relación con nuestra propiedad y nuestros diplomáticos a los que dieron las 24 horas para abandonar el territorio de EEUU. Todos, en particular, la administración de Donald Trump, entienden que estas acciones fueron arbitrarias. Al anunciar aquellas decisiones, el presidente ruso, Vladímir Putin, dijo que teníamos derecho a dar una respuesta recíproca. La parte estadounidense sabe qué esperar en este caso. Mientras, no vamos a seguir a los que intentan destruir nuestras relaciones. Nuestros colegas estadounidenses saben nuestra postura. Espero que logremos arreglar esta situación sin empeorar nuestras relaciones.

Pregunta: Al discutir la situación en Siria, ¿han abordado ustedes alguna posibilidad de arreglo político en este país? ¿Qué papel desempeñará Bashar Asad, según usted? ¿Cómo se distingue su postura de la estadounidense? ¿Qué avances se han conseguido en esta discusión pasado un mes?

En EEUU la atención se centra en los contactos posibles del presidente estadounidense, Donald Trump, con los representantes de Rusia, durante su campaña presidencial; hubo una ambigüedad en este ámbito. ¿Hay algunos cambios en sus relaciones?

Respuesta: En lo que se refiere a las habladurías y rumores que se suscitan en torno a nuestras relaciones, las invenciones de que supuestamente dirigimos aquí toda la política interna, naturalmente, observamos este fondo absolutamente inoportuno en el que se desarrollan nuestras relaciones. Me parece que es humillante para el pueblo estadounidense oír que Rusia dirige la política interna de EEUU. ¿Cómo es posible que una gran nación pueda operar con semejantes categorías? Creo que los políticos causan un enorme daño al sistema político de EEUU al afirmar que alguien dirige a los Estados Unidos desde el exterior.

En lo que se refiere a Siria, ante todo, hemos centrado la atención en los asuntos abordados durante la visita del Secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, a Moscú, cuando compartió las ideas de crear las zonas de desescalada y seguridad. Fue la iniciativa mencionada por el presidente de EEUU, Donald Trump, durante sus conversaciones telefónicas con el presidente de Rusia, Vladímir Putin. Posteriormente, el Secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, la presentó de modo más detallado en Moscú. Ahora esta iniciativa se materializa en los acuerdos conseguidos en Astaná donde se propuso crear cuatro zonas de desescalada, incluso en el sur, porque EEUU está especialmente interesado en estabilizar la situación en la frontera de Siria con Jordania e Israel. Estamos dispuestos a cooperar en este ámbito.

Hemos discutido hoy los caminos y mecanismos concretos que podemos dirigir juntos. Naturalmente, el proceso político es muy importante. Estamos convencidos de que no se puede hacer una pausa larga. Por eso alabamos la decisión del enviado especial del Secretario General de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, de reanudar las negociaciones de Ginebra a mediados de mayo (dentro de varios días). Como ya he dicho, esperamos que el marco en que está avanzando este proceso sea aceptable para el Gobierno de Siria y todos los opositores y que el diálogo se desarrolle en paralelo sobre los cuatros temas mencionados por Staffan de Mistura: la gestión del país, la elaboración de una nueva Constitución, la preparación de las elecciones y la lucha contra el terrorismo.

Pregunta: No es muy comprensible por parte de EEUU la reciente declaración del Pentágono sobre “el diablo que está en los detalles” en relación con la creación de las zonas de desescalada en Siria. ¿Quién garantizará la seguridad en estas zonas y cómo funcionará este proyecto, en general? ¿Es suficiente la actividad de los socios estadounidenses en esta dirección, según usted?

Respuesta: Es generalmente conocido que el diablo está en los detalles. En esta etapa hay un consenso en el plano conceptual y en lo que se refiere a los parámetros geográficos de las zonas de desescalada. En el memorándum firmado en Astaná están estipulados los pasos siguientes dirigidos a establecer las franjas de seguridad en torno a las zonas de desescalada. Estamos interesados en que EEUU actúe enérgicamente en estos ámbitos. Consideramos que la parte estadounidense está interesada en esto también, al menos, si se trata de la zona sur de la desescalada. En lo que se refiere a la seguridad y asuntos humanitarios, partimos de que EEUU podrá hacer su aportación en el cumplimiento del régimen de alto el fuego y en otros territorios donde existe este problema.

Pregunta: Desde la inauguración de Donald Trump mucho ha cambiado en las relaciones internacionales. ¿Podría decir lo mismo del lenguaje de comunicación entre EEUU y Rusia, sobre todo tras los bombardeos en Siria?

Respuesta: Ahora el diálogo entre Rusia y EEUU está libre de la ideologización característica para la administración de Barack Obama. El presidente de EEUU, Donald Trump, su administración, el secretarios de Estado, Rex Tillerson, son personas que quieren dialogar no por mostrar sus logros en el ámbito de preferencias ideológicas, sino por resolver cuestiones concretas de las que dependen el desarrollo del país, el bienestar de los ciudadanos y el arreglo de los conflictos en diversas partes del mundo.

Pregunta: ¿Planteó el presidente de EEUU, Donald Trump, durante su encuentro con Usted la cuestión relativa a la preocupación estadounidense con respecto a la injerencia rusa en el proceso electoral en EEUU?

Respuesta: Ya he contestado esta pregunta. Observamos lo que está ocurriendo aquí en torno a Rusia y su supuesto “papel decisivo” en vuestra política interna. Donald Trump y yo hablamos de las cosas concretas, sin que ninguno de los dos tocara este tema absurdo.

 Pregunta: Los servicios secretos estadounidenses culpan a Rusia de injerencia en las elecciones. El presidente de EEUU, Donald Trump, asegura que no es verdad. ¿Le confirmó a Usted durante su encuentro que no cree en la injerencia alguna de Rusia en la campaña electoral?

Respuesta: Y eso que todos aquí somos personas adultas… Nunca he imaginado que tendré que contestar semejantes preguntas, y menos en EEUU, un país con el sistema político democrático tan desarrollado.

El presidente Donald Trump en reiteradas ocasiones hizo pública su postura con respecto a las acusaciones contra Rusia de intervenir en los asuntos internos de EEUU. A mí me basta con sus declaraciones públicas. No hay necesidad alguna de comunicárnoslo en secreto, al oído. Conocemos la postura de Donald Trump y de los que intenta demostrar lo contrario. El problema está en que nadie ha proporcionado a nadie ningún hecho ni prueba. Y Ustedes, como periodistas que cubren la vida internacional de su país, podrían, con más provecho, interesarse por estas pruebas.

Pregunta: Recientemente se supo de la destitución del director del FBI de EEUU, James Comey. Teniendo en cuenta las acusaciones por parte de la FBI contra su país, le alegró la noticia?

Respuesta: Esta pregunta no me incumbe. Le puedo poner de ejemplo la situación cuando en Rusia, Francia, Gran Bretaña alguien nombre o destituye a alguien. Son asuntos internos de cada país.

Pregunta: ¿Discutieron la cuestión sobre la reunión de los presidentes Vladimir Putin y Donald Trump? ¿Cuándo podría celebrarse? ¿En julio o, quizás, antes?

Respuesta: En la reciente conversación telefónica los presidentes ya confirmaron que se reunirían en los márgenes de la cumbre del Grupo de los Veinte en Alemania, prevista para la primera semana de julio. Hoy el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, y yo hemos discutido posibilidades de avanzar en cuestiones ya mencionadas de la agenda, en particular en la de Siria y otras, con el objetivo de preparar para esta reunión unos resultados ya concretos y visibles. En cualquier caso, en julio los presidentes se reunirán.

Pregunta: Describa con más detalle su encuentro con el presidente de EEUU, Donald Trump, y sus relaciones con él. ¿Por qué cree que, de ser Donald Trump un hombre de negocios, Rusia podrá tener mejores relaciones con él que con la administración de Barack Obama? ¿Le aseguró de que así sería?

Respuesta: Ya he contestado esta pregunta. A las relaciones siempre les viene bien cuando las personas se dedican a trabajar y no a exponer sus preferencias ideológicas o hacer propaganda. Es en lo que se basan nuestras expectativas.

Pregunta: ¿Cuál es la estrategia rusa de salida (“exit strategy”) de Siria?

Respuesta: No manejamos el concepto de “estrategia de salida”. Todos tenemos que cumplir lo acordado. Esta se ha reflejado en las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. Hay que implementarlas, poner fin a todas las manifestaciones del terrorismo en Siria, impedir que este país se convierta en el foco del extremismo e inestabilidad, evitar lo sucedido en Irak y Libia.

Alguien me ha preguntado sobre el presidente de Siria, Bashar Asad. En caso de Irak y Libia la comunidad internacional estaba obsesionada con la necesidad de derrocar a una persona en concreto, a Sadam Husein en Irak y a Muamar Gadafi en Libia. Todos vemos perfectamente a qué condujo aquello. Cuando se trata del arreglo de la crisis siria vamos a sacar lecciones de los errores cometidos y en vez de apostar por sustituir a un líder concreto apostemos por erradicar la amenaza terrorista. El presidente de EEUU, Donald Trump, ha vuelto a confirmar hoy que la prioridad de EEUU en Siria es aplastar el terrorismo. En esto estamos completamente de acuerdo.

Pregunta: Comente las acusaciones contra Rusia de apoyar el movimiento talibán en Afganistán.

Respuesta: Exigimos en reiteradas ocasiones presentar al menos una prueba de ello. Los expertos en la situación en Afganistán tienen un cuadro perfectamente definido de lo que ocurre allí. Ningún analista serio que no pretenda ganarse fama barata afirma que suministramos armas a los talibanes.

Trabajamos con los talibanes en aras de implementar la decisión del Consejo de Seguridad de la ONU aprobada por iniciativa del gobierno afgano que consiste en involucrar a los talibanes en el proceso político a condición de que reconozcan la actual constitución de Afganistán, renuncien a la violencia y se distancien de los terroristas. Estas son las condiciones para que todos trabajemos con los talibanes, para que el gobierno afgano se ponga de acuerdo con ello. Los talibanes son parte de la población afgana. Es difícil pensar que sin su participación será posible arreglar este conflicto, especialmente después de la ruina a la que habían conducido el país las fuerzas de la OTAN durante los diez años de su estancia, sin haber solucionado ni un sólo problema, habiendo agravado la amenaza terrorista, habiendo permitido la entrada del EI a Afganistán, donde antes no estaba, habiendo aumentado la producción de droga en más de diez veces. Hay muchos problemas allí. Hay que intentar consolidar a todos los afganos en torno a los criterios que acabo de exponer.

Pregunta: ¿Hemos entendido bien que durante su encuentro con el presidente de EEUU, Donald Trump, él no tocó la cuestión sobre la injerencia de Rusia en las elecciones estadounidenses del año pasado? ¿Esta cuestión no se discutió en absoluto?

Respuesta: Acabo de contestar esta pregunta. El presidente de EEUU, Donald Trump, dice públicamente que todo eso son especulaciones. Pongan sobre la mesa al menos una prueba y podremos de reaccionar entonces de alguna manera. Ahora resulta que todo el mundo lleva meses acusándonos abiertamente sin presentar ninguna prueba, tampoco en el Senado que creó para el caso comisiones especiales. Esto es poco serio.

Pregunta: Usted dijo que Rusia estaba interesada en la participación estadounidense para crear zonas de desescalada. ¿Puede dar más detalles del tema? ¿Dijeron Donald Trump o Rex Tillerson que EEUU participaría en alguna medida en la creación de tales zonas con Rusia?

Respuesta: En primer lugar, esta idea proviene de los representantes de EEUU, el presidente Donald Trump y el secretario de Estado Rex Tillerson. Aprovechamos la reunión en Astaná para empezar a promoverla en la práctica. Aplaudiremos cualquier aporte de EEUU. Deberían hablar de ello lo profesionales que conocen bien la situación en el terreno. Tenemos posibilidades de promover este proceso tanto en Astaná, como en Ginebra. Hoy coincidimos en que, siendo como somos participantes activos del proceso global del arreglo sirio, continuaremos estos contactos junto con otros agentes clave, en primer lugar con los países de la región.

Muchas gracias, partimos para Alaska.

Read 92 times