InterAffairs

Mié08232017

Última actualización el09:48:30 AM

RUS ENG FR DE PL ESP PT ZH AR

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel
Martes, 08 Noviembre 2016 12:15

Discurso pronunciado por el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la Universidad de Pireo, Atenas, 2 de noviembre de 2016

Rate this item
(0 votes)

 

Estimado señor ministro,

Estimados colegas y amigos,

En primer lugar, me gustaría agradecer a la administración de la Universidad del Pireo por haberme otorgado el grado de doctor honoris causa. Se han dicho de mí muchas cosas bonitas, es muy halagador. Muchas gracias. En Rusia su centro docente es conocido como uno de los más importantes del país, sitio de formación de profesionales de muy alto nivel. Resulta por ello más halagador que se me haya elegido doctor honoris causa precisamente por su Universidad.

Aplaudimos la aportación de la Universidad de Pireo al desarrollo de las relaciones bilaterales.

La amistad que une a los pueblos de Rusia y Grecia hunde sus raíces en la cultura ortodoxa, en los valores espirituales compartidos y en la cercanía de las dos civilizaciones. Nos complace hacer constar que Atenas se acuerda de la aportación de Rusia a la lucha de su país por la independencia. Uno de los símbolos de la Historia común es la figura del conde Ioannis Kapodistrias que a lo largo de varios años dirigió el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia y se convirtió más tarde en el fundador y el futuro primer presidente del Estado griego independiente. Por supuesto, nunca olvidaremos la lucha común de los dos pueblos por la justicia y la independencia. Ocurrió en más de una ocasión en los siglos XIX-XX, sobre todo cuando combatimos juntos contra el nazismo.

Hoy, a pesar de una situación muy delicada que se vive en el mundo, la cooperación ruso-griega está avanzando de forma paulatina en las más diversas esferas. El sincero diálogo mantenido con regularidad a alto nivel concede un potente impulso a las labores conjuntas. El año pasado efectuó dos visitas a Rusia el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, y en pasado enero el presidente de Rusia recibió en Moscú a su homólogo griego, Prokopis Paulopoulos. El acontecimiento central de la agenda bilateral de este año ha sido la visita del presidente ruso, Vladimir Putin, a Atenas y al santo monte de Athos, efectuada en pasado mayo. Al término de las negociaciones celebradas en Atenas se aprobó una declaración política y se firmó un extenso paquete de documentos relativos, entre otras cosas, a la cooperación en la esfera de la economía, las inversiones, la energía, el turismo, la agricultura y la interacción regional.

 Se pone en práctica con éxito el Plan de acción para el período de 2015-2016 firmado por el presidente de Rusia y el primer ministro de Grecia durante la visita a la Federación de Rusia del Alexis Tsipras realizada el año pasado. Se está desarrollando la cooperación entre los parlamentos de los dos países y en lo que queda de año ha de tener lugar la visita a Rusia del presidente del Parlamento griego, Nikos Vutsis.

Por razones ajenas a la voluntad de la parte rusa, los volúmenes del intercambio comercial se están reduciendo en términos de valor. Sin embargo, en términos físicos el comercio está ofreciendo un cierto crecimiento, más del 13 por ciento, de acuerdo con nuestras estimaciones, aunque, por supuesto, habría que mejorar la situación. Y es evidente que podemos hacer mucho más para revertir esta tendencia.

Hoy junto con nuestros interlocutores griegos estamos dando los necesarios pasos prácticos, ampliando, por ejemplo, los intercambios entre las provincias rusas y griegas, fomentando los vínculos directos entre los círculos empresariales y poniendo en práctica los proyectos de inversiones. Un importante papel es asumido por la Comisión mixta ruso-griega para la cooperación económica, industrial y científico-técnica que empezará mañana en Atenas su décima reunión.

A lo largo de más de 20 años Rusia sigue siendo un fiable suministrador de fuentes de energía al mercado griego, cubriendo el 60% de la demanda de  gas y más del 15% de la demanda de petróleo. El pasado 10 de octubre fue firmado el Acuerdo intergubernamental sobre la “Corriente turca” que prevé el tendido de un fragmento de gasoducto hacia Grecia, lo que abre nuevas perspectivas para la cooperación. Por supuesto, tras la nada agradable experiencia con el “Nord Stream”, Rusia tenderá el mencionado fragmento únicamente tras recibir de Bruselas unas garantías sólidas de la puesta en práctica del proyecto en cuestión. Ponemos las esperanzas en que en Bruselas la actitud pragmática se imponga a la politizada.

Los intercambios culturales y humanitarios representan un factor muy relevante del mantenimiento de confianza y comprensión mutua entre nuestros pueblos. Bajo el patronazgo del presidente de Rusia y del primer ministro griego se está llevando a cabo con éxito el proyecto de los Años Duales de Rusia en Grecia y viceversa. El nutrido programa incluye cerca de 170 eventos en las más variadas esferas, empezando por la cultura y acabando por la economía y la popularización de las lenguas rusa y griega. Los eventos se celebrarán, además de Moscú, San Petersburgo, Atenas y Salónica, sino también en otras partes de Rusia y Grecia.

Este año, Moscú, junto con la parte griega, organizará eventos solemnes dedicados al 1.000 aniversario de la presencia de monjes rusos en el santo monte de Athos.

Hacemos constar con satisfacción que los turistas rusos vuelven a elegir Grecia como destino turístico. En el primer semestre de este año su número aumentó en más del 20% en comparación con el primer semestre del año pasado. Seguiremos propiciando este tipo de contactos entre nuestros países.

Por desgracia, el fomento de la cooperación se ve obstaculizado por la actual recesión en las relaciones entre Rusia y la UE que la parte rusa no ha promovido. Con frecuencia se llega a asegurar a nivel de políticos y de expertos que Moscú ha de asumir la responsabilidad por las actuales tensiones en el continente.

Ésta es la tonalidad del Informe estratégico de las relaciones con Rusia, cuyos resultados fueron hechos públicos en la reunión del Consejo Europeo de los pasados días 20 y 21 de octubre. Me gustaría recordar que invariablemente nos hemos mostrado dispuestos a promover el acercamiento con la UE en una serie de campos, empezando por la introducción del régimen libre de visados y acabando por la formación de una sólida alianza en la esfera de energía. Hemos formulado propuestas concretas que permitan conceder un carácter realmente estratégico a nuestra cooperación, un factor de indudable beneficio para las dos partes.

Por desgracia, en este sentido no hemos obtenido resultados algunos, dado que nuestros interlocutores occidentales se dejaron llevar por la euforia causada por el fin de la Guerra Fría y se dejaron dominar por la renuncia al diálogo paritario, por los deseos de hacerse con el espacio geopolítico que no les pertenece, por dividir a todos en “quienes están con nosotros” y “quienes están contra nosotros”. El fruto más impactante de esta actitud fue el golpe de Estado anticonstitucional perpetrado en Ucrania y apoyado por EEUU y una serie de Estados europeos.

Provoca especial preocupación el rumbo político que está aplicando la OTAN, encaminado a contener a Rusia, pero que en realidad está minando la estabilidad estratégica en el continente europeo. En la proximidad de nuestras fronteras se está creando la infraestructura militar, se está destinando equipo técnico y tropas, está aumentando el número y la envergadura de las maniobras. No se deja de crear el sistema de defensa antimisiles. Es de lamentar que los altos cargos de la OTAN eviten mantener un diálogo profesional con Rusia y la OTSC sobre la elaboración de medidas colectivas de lucha contra amenazas reales y no ficticias. En estas condiciones se vuelve más actual una antigua iniciativa rusa consistente en que se empiece a poner en práctica el principio de la seguridad paritaria e indivisible en la región euratlántica proclamado en el marco del OSCE y del Consejo Rusia – OTAN.

En más de una ocasión hemos señalado que no tenemos la intención de “dar un portazo”, porque en nuestras relaciones con Occidente no hay problemas que no tengan solución, si hay buena voluntad.

Para revertir la actual tenencia negativa, sería necesario renunciar a la nefasta práctica de juego “con resultado nulo”, a los intentos de imponer acuerdos que sólo beneficien a una parte y pasen por alto los intereses de la otra. Dicho sea de paso, esperamos de la OTAN una respuesta a las propuestas formuladas por Rusia sobre la reanudación de las labores paritarias del Consejo Rusia – OTAN. Nuestras propuestas sobre la normalización de las relaciones con la UE le fueron transmitidas al presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker en pasado junio. También estamos esperando la respuesta.

Seguimos considerando factible la creación de un espacio económico y humanitario común que se extienda desde el Atlántico hasta el Pacífico y fomente el desarrollo sostenible de todo el continente eurasiático. Estamos convencidos que la complementariedad y la interdependencia de nuestras economías, el uso de sus ventajas naturales podrían promover una unión paulatina de los mercados y permitir dar una solución conjunta y eficiente a muchos problemas, incluido el incremento de la competitividad en el mundo actual, donde no es nada fácil salir adelante. Durante cerca de un año llamamos a la UE a entablar el diálogo con la Unión Económica Eurasiática. La situación se simplificaría, de haber analizado la UE de forma honesta las razones de falta de progreso en el cumplimiento de los Acuerdos de Minsk elaborados para la solución de la crisis en Ucrania. Las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Lugansk están dispuestas a cubrir su parte del trayecto con el apoyo de Rusia y en función de la secuencia de pasos acordada en Minsk el 15 de febrero de 2015. Pero las autoridades de Kiev también deberían cumplir con los compromisos asumidos. Es evidente que los habitantes de Donbás tienen derecho al autogobierno a nivel local, así como a usar su lengua materna y a tener su identidad cultural que son sin lugar a dudas, valores europeos.

Rusia seguirá promoviendo a nivel mundial una agenda orientada a la unión y al futuro. Se encuentran entre nuestras prioridades la lucha contra el terrorismo internacional, la defensa, de acuerdo con la Carta de la ONU, del derecho de los pueblos de decidir sobre su futuro, sin que haya cabida a ninguna intervención externa y, por supuesto el arreglo pacífico de los conflictos a través del equilibrio de intereses. Seguimos trabajando en una superación urgente del sangriento conflicto sirio que ha de conseguirse mediante el cumplimiento concienzudo de las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU y del Grupo Internacional de Apoyo a Siria, copresidido por Rusia y la UE. Al mismo tiempo, rechazamos todo intento de proteger a la oposición armada que se niegue a romper los vínculos con los terroristas. Y éste es el principal obstáculo del arreglo sirio.

Mi amigo y homólogo griego Nikos Kodzias mencionó entre los méritos de la diplomacia rusa el acuerdo sobre la destrucción de las armas químicas en la República Árabe de Siria. El realmente un gran avance: la iniciativa de Rusia y EEUU fue apoyada por el CS de la ONU y todas las partes, incluido el Gobierno sirio, colaboraron con esmero en el cumplimiento del mencionado acuerdo. A la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas incluso le fue otorgado el Premio Nobel, por haber aportado a la realización del mencionado acuerdo. Si no se perciben éxitos igual de relevantes en otras esferas, será por no cumplirse las Resoluciones del CS de la ONU. En caso de las armas químicas en Siria, todos procedieron a cumplir con lo acordado en los plazos previstos, en lo tocante a la crisis ucraniana también existe la pertinente Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que aprobó los Acuerdos de Minsk del 15 de febrero de 2015, pero el documento en cuestión no se cumple, como tampoco se cumple la Resolución 2254 aprobada en enero de 2016. Este último acuerdo ordenaba todas las actitudes existentes al arreglo sirio y fijaba una actitud abarcadora que prevé un urgente comienzo del diálogo político sin condiciones previas entre el Gobierno de Siria y todos los grupos de la oposición. Además estipula la necesidad de mejorar la situación humanitaria y de luchar de forma impalcable contra el terrorismo. Aquellos grupos armados que no quieren seguir siendo asociados a los terroristas, simplemente han de abandonar las posiciones del Frente al-Nusra y del Estado Islámico. Sin embargo, esta Resolución tampoco se cumple, porque hay fuerzas que no quieren ninguna delimitación de la oposición moderada y de los terroristas, quieren que el Frente al-Nusra siga intocable. Y es elmotivo de nuestra preocupación.

He puesto este ejemplo únicamente para subrayar que sólo hay éxito, si se cumple lo acordado, sobre todo, si se trata de las Resoluciones del CS de la ONU. Y, si un acuerdo se alcanza, para ganar tiempo y seguir con sus intenciones ocultas, no suele salir nada bueno de allí. Nosotros respetamos la tradición rusa de cumplir siempre con la palabra.

Según dijo el presidente Putin, no buscamos dominio global ni la expansión ni la confrontación. Estamos abiertos a mantener con nuestros interlocutorres occidentales y con distintos organismos de integración un diálogo basado en el respeto mutuo. Por supuesto, me estoy refiriendo a la UE y a EEUU. Seguimos poniendo la esperanza en que el esfuerzo conjunto nos permita recuperar las relaciones ruso-estadounidenses. Ello beneficiaría la totalidad de las relaciones internacionales, dado, sobre todo, el hecho de que nuestros Estados asumen especial responsabilidad por el mantenimiento de la estabilidad y seguridad globales.

Hoy se ha mencionado el Tratado START III. Es un buen ejemplo, porque se cumple de forma concienzuda por ambas parte, propiciando la seguridad y la estabilidad en el mundo. Dijo el presidente Putin que mantendremos el diálogo con cualquier presidente que sea elegido por el pueblo  estadounidense.

Dada la formación de un modelo multipolar del mundo, están asumiendo un papel cada vez más importante los nuevos centros de crecimiento económico e influencia política. De modo que la creación en 2011 en esta Universidad del centro de estudios de los BRICS fue una decisión acertada que permite no quedar atrás en el desarrollo global. BRICS es una asociación de nuevo tipo que reúne los requisitos marcados por el siglo XXI. Está integrado por cinco Estados, Rusia, China, la India, Brasil y Sudáfrica, países que representan distintas civilizaciones y modelos económicos, pero que se aseguran con determinación su papel de elemento de un sistema de relaciones internacionales nuevo, policéntrico y democrático. La cooperación en el marco del BRICS se basa en el principio de la paridad y los intereses de todos los miembros del organismo. Su objetivo es crear condiciones idóneas para el desarrollo integral de nuestros países y para el crecimiento del bienestar social. Me gustaría señalar que el desarrollo de la cooperación estratégica de los BRICS no les impide estar abiertos a la interacción con el mundo, ni les hace cerrarse, ni pregonar su exclusividad. Estoy seguro de que será de su interés el paquete de documentos aprobados en la reciente Cumbre de los BRICS celebrada en la India.

Queridos amigos,

En un futuro no muy lejano precisamente los estudiantes de hoy, los jóvenes habrán de asumir la responsabilidad por el estado de las cosas en su país, habrán de crear condiciones para el bienestar y la prosperidad de Grecia, habrán de presentar sus intereses en los organismos internacionales, incluida la OTAN, la OSCE, el Consejo de Europa, la UE y la OTAN y en general encargarse de las relaciones internacionales. Cuento con que hagan su aportación al desarrollo sostenido de la cooperación ruso-griega, fomenten la secular solidaridad histórica y cercanía espiritual y ética de nuestros pueblos, un fundamento sólido de las relaciones bilaterales. Estoy convencido de que nadie logrará echarlo por tierra.

 

mid.ru

Read 205 times Last modified on Martes, 08 Noviembre 2016 12:20