InterAffairs

Mar09192017

Última actualización el09:48:30 AM

RUS ENG FR DE PL ESP PT ZH AR

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel

La ciudad de México, México

A pesar de deferentes acontecimientos politicos y discrepancias en la arena mundial, la cultura y los artes rusos siempre han atraído la atención de los círculos públicos internacionales. En la capital mexicana actuaciones tanto de artistas rusos como de artistas mexicanos y internacionales, quienes brindan la oportunidad de iniciarse a la rica obra rusa, tienen regular y permanente éxito. El 29  de enero en la Embasada Rusa en México tuvo lugar un concierto de la música clásica de becarios del Fondo Internacional Vladimír Spivakov.

El concierto reunió a representantes del cuerpo diplomático de países de Asia y Africa, de círculos culturales mexicanos y la prensa local. La velada pasó en el ambiente caluroso y amistoso. Los jóvenes artistas, quienes actuaron en la Embasada, interpretaron obras de Chaikovsky, Stravinsky, Schumann y Poulenc.

El Fondo Benéfico Internacional Vladimír Spivakov es una organización benéfica no comercial, fundada en mayo de1994 a iniciativas de Vladimír Spivakov, violinista, director de orquesta y hombre púbico, mundialmente conocido. La linea de acividades del FBI Vladimír Spivakov es ayudar a niños, talentosos en la música y bellas artes, desarrollar sus talentos y organizar su proceso creativo en Rusia y en el extranjero. La conservación y el desarrollo de los valores culturales y el aseguramiento del apoyo benéfico multilateral son también unas de las lineas más importantes de su trabajo.

El Fondo Benéfico Internacional Vladimír Spivakov ayuda  a jóvenes y talentosos músicos, bailadores y pintores, organizando talleres,conciertos, giros y exposicioes para ellos. Los becarios del Fondo participan en concursos y festivales internacionales y de toda Rusia. Empezando desde 1994 el Fondo ha sido el coorganizador  y participante permanente del Festival Musical Internacional en la ciudad de Colmer, Francia.

El Fondo presta un apoyo permanente a escuelas musicales de  Moscú, San Peterspurgo, Siberia, Urales, Ucrania, Belarus, etc., así como a escuelas de artes y escuelas artísticas.

El Fondo Spivakov respalda muchos programas sociales, vinculados a la educación, la ciencia, los artes y la cultura. El Fondo da apoyo en el ámbito de la salud infantil y ayuda a huérfanos, niños-inválidos, orfanatos y hospitales.

Vladimir Spivakov es Presidente del Fondo. (1)

El domingo 21 de diciembre de 2014  a las 10.00 am se reunieron los miembros del Club Amiguitos de Rusia en el Museo Municipal Agustín Acosta Bello , presentes personalidades del territorio , pioneros y  compañeros que estudiaron en la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas  hoy  Federación de  Rusia , amantes del idioma ,historia ,cultura  y costumbres  rusas  o eslavas  .Para iniciar la actividad se escucharon  y entonaron los Himnos  Nacionales de ambas naciones . Félix Jorge Barrios Malpica explico que uno de los objetivos del Club fue cumplido el pasado 17  de diciembre con el  regreso a la patria de nuestros cinco héroes. Marvis  Cuñarro  Pérez  directora del Museo Municipal  explico acerca de la trascendencia de la liberación  de los tres  y la alegría del pueblo cubano con el total regreso de los cinco que el  día  17 de diciembre  2014 , pasara a la historia de Cuba como  Día de Victoria  y  esperanzas que como prometió Fidel , en junio del 2001 , cuando dijo : i Volverán! y ¡Volvieron! Bienvenidos a casa , como expresa nuestro Presidente Raúl Castro Ruz  y nuestro Club se une, agradecer a los cientos de comités y grupos de solidaridad, los gobiernos ,parlamentos , a todas las organizaciones progresistas y movimientos que lucharon sin descanso  durante estos 16 años que reclamaron e hicieron denodados esfuerzos por su liberación, para lograr este feliz regreso  y  encuentro  con sus familiares y con nuestra  patria, a la Duma Estatal Rusa (Cámara Baja del Parlamento) que en todos los foros internacionales abogo  por el regreso y  por estar en contra del injusto  bloqueo  a que es sometido  el pueblo cubano. Félix Jorge realizó un balance del trabajo del Club durante el año que concluye , hemos celebrado todas las fechas más importantes relacionadas con los dos países hermanos , 23 de febrero,12 abril, 9 de mayo, 6-12 y 22 de junio, 18 de septiembre ,7 de noviembre y 12 de diciembre,  en dos ocasiones hemos recibido visitas de representantes de la Embajada y ahora es la tercera vez que salen nuestras actividades en la Revista Rusia .Queremos señalar que  el 12 de diciembre celebramos el  XXI Aniversario de la Constitución de la Federación de Rusia ,Ley Fundamental que contribuyó a preservar la unidad del país. El compañero Daniel Alonso dio lectura a dos cartas enviadas desde Moscú por  Nikolai  Maniulov  Subdirector Ejecutivo de la Sociedad Rusa de Amistad con Cuba  en una de ellas se convoca al Fórum ‘’Amistad de los niños por la paz y solidaridad en el planeta’’ las cuales fueron  leídas en ruso y después en español. Se presentaron los dos libros enviados desde Moscú por Víctor  Sabrin Diplomático e Historiador, uno sobre la Amistad Cuba –Rusia y el otro sobre La Hazaña del  Cosmonauta Yuri Gagarin. El Dr en Ciencias Físicas  Diego de Jesús Alamino  Ortega explico sobre los experimentos que se realizaron por Arnaldo Tamayo Méndez y Yuri Romanenko durante el Vuelo Espacial conjunto Soviético Cubano efectuado el 18 de septiembre de 1980 sobre una pieza del experimento zona que trató sobre la fusión zonal con gradiente de temperatura en cristales de sacarosa .Se presento el último número de la Revista Rusia y la Lic. Mileydis Jiménez de la Cruz dio lectura al articulo Fiesta Rusa en  Jagüey Grande. Se agradeció a todas las instituciones que han colaborado con el Club a las instituciones del territorio, a la Escuela Rusa de La Habana ,a la Embajada Rusa en Cuba así como al Sr Serguei  A Oboznov , Alexander Egorov  y Sergey  Kosenkov  por fotos y libros donados al Club .Los miembros del Club que estudiaron en Rusia contaron anécdotas y vivencias de la estancia de estudiantes en ese hermano país. Se presentaron ellos  hablando en idioma  Ruso, la escuela donde estudiaron y la especialidad  y después lo tradujeron al español. Los niños miembros del Club de la Escuela Primaria Juan Lefont  bailaron una danza típica  rusa dirigidos por la Instructora de Arte de la Especialidad de Danza Liset Maria Acosta Mesa. Félix Jorge Barrios Malpica dio lectura  a las  fechas a celebrar en el año 2015, todos los integrantes del Club terminaron muy emocionados con la actividad que tuvo un significado de amistad , respeto  y cariño hacia el pueblo  ruso y un sentido patriótico y de reafirmación del pueblo cubano .Se realizó un brindis por la amistad.

I Viva  nuestro invencible Comandante  en Jefe Fidel Castro Ruz!

I Viva nuestro Presidente Raúl  Castro Ruz!

I Viva  el Presidente de la Federación de Rusia Vladimir Putin!

I Viva el 50 Aniversario de la Sociedad de Amistad Rusia Cuba y el 54 Aniversario del ICAP el próximo 30 de diciembre!

I  Viva los lazos  indestructibles  de amistad  entre los pueblos de la República de Cuba y la Federación de Rusia!

Alegres todos los cubanos por tener con nosotros en el año 2015 ‘’Los Cinco Héroes”

Feliz Año Nuevo

El presente análisis de ninguna manera pretende, respaldar la posición de alguna de las partes en conflicto, la historia lo confirma, en una guerra no hay triunfadores o perdularios ya que este tipo de victorias si bien empobrecen al vencido, jamás enriquecerán al vencedor, por lo que al final solo quedan infortunados, siendo los primeros perdedores la justicia y la verdad.

Al parecer a la humanidad le falta mucho por aprender y tan solo el día en que el dialogo ya no represente un instrumento para solucionar conflictos, seguramente la paz y el equilibrio no sean más un objetivo de vida.

He tenido la gran oportunidad de leer día a día todo lo que se escribe sobre el conflicto ya no de “Ucrania”, sino del “Occidente con Rusia”, tanto en los medios occidentales como en los rusos, y si bien tengo la fortuna de conocer a este pueblo ya 28 años, el presente análisis podría presentar sesgos de parcialidad, sin embargo en mi decidido intento de relatar los acontecimientos de manera objetiva (pues no pretendo encontrar posiciones correctas o erradas), compartiré criterios que le permitan al lector evaluar el mencionado conflicto con objetividad, escrutando siempre una solución pacifica la cual permita justipreciar de forma imparcial los últimos acaecimientos.

 

CRISIS EN UCRANIA

La crisis social y política por la que atraviesa la República de Ucrania ha desencadenado en diversos flancos de opinión que han sido utilizados por los entes participantes según su conveniencia. Lo delicado de la situación se ha visto reflejado en los polos de opinión que se generan y que están configurando ya un nuevo orden mundial que dependerá en gran parte del rol fundamental que jueguen los líderes nacionales, los gobiernos progresistas y las élites económicas.

 

ANTECEDENTES HISTORICOS

Las vidas de Rusia y Ucrania están históricamente ligadas. No sólo por sus orígenes prácticamente comunes, sino también por todos los momentos que les ha tocado vivir. Desde las invasiones bárbaras hasta la lucha conjunta contra el fascismo y sus comunes enemigos.

Luego de la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, la nueva República de Ucrania pasó por tres estados muy bien marcados.

El primero de ellos, es justamente durante el inicio de su vida independiente, allá por 1990, cuando desarrolla una política multivectorial manteniendo relaciones equilibradas entre Estados Unidos, Rusia, Europa y la OTAN.

Luego vendría el segundo momento que es la denominada la “Revolución Naranja” de diciembre de 2004 y que significó una relación privilegiada hacia los Estados Unidos, Europa y la OTAN. Esto dio paso a una pérdida en el equilibrio existente y llevó a una crisis profunda en las relaciones ruso-ucranianas.

Finalmente, luego de las elecciones del 2010, Ucrania retoma la política multivectorial permitiendo así un equilibrio en sus relaciones internacionales, mejorando su interacción con Rusia y con el resto de actores.

El 21 de noviembre de 2013 se iniciaron en Kiev las protestas de grupos organizados contra el gobierno del Presidente Constitucional Víctor Yanukovich. Los motivos que unieron a miles de personas en el denominado “Euromaidán” versaban sobre:

- La integración de Ucrania al bloque europeo

- La disolución de los poderes del Estado (argumentando corrupción y copamiento de élites económicas en los mismos)

GOLPE DE ESTADO EN UCRANIA

El trascurso de los hechos da cuenta de resultados distintos, que a opinión de los especialistas, es más una operación militar y de masas, que la verdadera voluntad de los manifestantes.

El tema de la participación de Ucrania en el bloque europeo pasó desde hace mucho a un segundo plano[1]. Las muestras de intolerancia a todo aquello que no sea del agrado de las fuerzas de ultraderecha que dirigían las acciones en Kiev, fueron el primer síntoma de que la situación en Ucrania había pasado de las manos de la ciudadanía a la de los poderes fácticos en el país.

El segundo punto contradictorio para muchos es que si bien la población salió a las calles a manifestarse en contra de las oligarquías[2], estas lograron finalmente hacerse nuevamente del poder, sobretodo en los sectores estratégicos del país. Tal es así, que el propio Presidente Piotr Poroshenko es conocido en su país como el “Rey del cacao” conocida su voluminosa fortuna en ese rubro.

Por otro lado, las modificaciones sesgadas de la ley han permitido una actitud bélica bastante preocupante, toda vez que abrió la posibilidad del uso de material de guerra contra la población civil de las regiones que luchan por su independencia. [3]

Pese a la inconformidad presentada por la Federación de Rusia ante los organismos internacionales frente a la manera inconstitucional como se derrocó al Presidente Víctor Yanukovich, fue prácticamente nula la reacción de la comunidad internacional quien pasó a tomar parte de la posición de los golpistas basados en la desinformación que desde un primer momento fue utilizada como el arma principal de influencia.

La Federación de Rusia considera que la situación política en Ucrania se encuentra en un estado amenazante a los derechos humanos. Según datos conocidos por todos, en los últimos meses se ha tachado y prácticamente eliminado la libertad de acción del Partido Comunista de Ucrania. De la misma manera, los movimientos de tendencia socialcristiana, socialdemócrata o de inclinación de izquierda han visto menguadas sus actividades con acciones en detrimento de su libertad constitucional de expresarse y participar en la vida republicana del país. Sin embargo, más preocupante aún son las formas cómo el entonces Presidente de la Rada Suprema de Ucrania, Aleksandr Turchinov advertía la eliminación de la fracción del Partido Comunista de Ucrania anunciando literalmente que “éste es un hecho histórico. Espero que nunca más un partido comunista integre nuestro Parlamento”[4]

 

CRIMEA

El caso particular de Crimea[5] merece un análisis especial. La región en mención ha sido parte orgánica del Estado ruso desde el siglo XVIII.

Bajo el régimen soviético, en 1954, por decisión del Primer Secretario del PCUS, Nikita Jrushchov, que necesitaba el apoyo político de los jefes partidistas ucranianos para afianzarse en el poder, se les hizo un regalo. Sin la menor fundamentación constitucional ni consulta con la ciudadanía, se llevó a cabo en el ordenamiento administrativo la transferencia a Ucrania de la península de Crimea, poblada mayoritariamente por rusos. Esta decisión suscitó protestas, que no desembocaron en un desafío al poder por la sencilla razón de que todo transcurría en el marco de un mismo país y no se percibía como un atentado contra la soberanía nacional. Tras la desintegración de la URSS, el estatus específico de Crimea se institucionalizó en forma de república autónoma en el marco del estado ucraniano. Pero con el tiempo Kiev hizo todo lo posible para cercenar la autonomía de la península y acercarla a las normas de estado unitario. Al producirse el golpe de Estado que derrocó al presidente constitucional Viktor Yanukovich, se rompió el débil hilo de lealtad. La ausencia de un poder genuinamente legítimo en Kiev, obligó a buscar un camino propio por vías democráticas. Se convocó un referéndum con dos opciones: retorno a la soberanía rusa o permanencia en Ucrania. El resultado fue un sí casi unánime en favor de la primera opción. Para garantizar la realización del referéndum se emplearon milicias de autodefensa integradas por ciudadanos de Crimea y, como fuerza de vigilancia, destacamentos del ejército ruso procedentes de la base naval de Sebastopol, cuyo status legal estaba confirmado por un acuerdo bilateral. Hecho reconocido, todo el procedimiento no dio lugar al derramamiento de una gota de sangre.

 

POSICIÓN RUSA SOBRE EL CONFLICTO

La Federación de Rusia ha expresado en diversos foros y organismos internacionales que para el establecimiento de la paz en la zona y la vuelta a la vida republicana de Ucrania son necesarios al menos 3 factores:

Cese inmediato de las acciones militares, tanto por el ejército regular ucraniano como por las milicias irregulares de Ucrania. Rusia está dispuesta a ejercer la presión necesaria sobre las milicias para que esto suceda. Según la posición rusa, existe la sensación de que el Gobierno de Ucrania no quiere que esto suceda porque al parecer necesita obtener un éxito inmediato para convalidarse ante la opinión pública nacional. En este sentido, son evidentes los obstáculos interpuestos por Ucrania apoyado por los Estados Unidos en el Consejo de Seguridad, ante una Resolución presentada por la delegación de Rusia sobre este tema.

Inicio de un diálogo nacional, entre las autoridades de Kiev y el resto de las fuerzas políticas de Ucrania especialmente en la región del Donbass y Lugansk. Extrañamente hasta el momento este encuentro no se ha logrado.

Una nueva reforma constitucional en Ucrania, que comprenda el justo tratamiento de todas las regiones de Ucrania incluyendo las necesidades autonómicas en materia política, cultural y económica. Rusia desea que Ucrania se mantenga unida y se preserve la lengua rusa. Ucrania no es un país homogéneo por lo tanto es necesario tener en cuenta las particularidades de cada región y sus respectivas autonomías.

Rusia ha expresado también que no ve ninguna posibilidad de desarticulación del Estado, tal y cual lo han dejado entender algunas naciones al acusar a Rusia de intentarlo. Al contrario, según varios altos funcionarios del gobierno, Rusia aboga por una unidad de la república de Ucrania a la cual los une no sólo lazos históricos sino también comerciales, culturales y políticos.

En el plano comercial, Rusia ve con preocupación la situación económica en Ucrania debido a sus profundos enlaces con la misma. Ve a Ucrania al borde del colapso económico, con una caída del PBI del 6%, una inflación en el primer semestre del 14%, una devaluación del 47% y una caída de la producción industrial del 18%[6]. Estos datos pueden empeorar con el inicio del frío en otoño lo que complicará la situación debido a los problemas ya presentados con el gas ruso.

También es preocupante para Rusia el hecho de que muchos proyectos conjuntos, como el aeroespacial, militar y de estudios científicos, se vean estancados por la actual crisis. Es voluntad del gobierno y sus gobernantes llevar a buen puerto los ya iniciados toda vez que los mismos beneficiarán directamente a las naciones.

 

SANCIONES CONTRA RUSIA

Washington lanza una campaña de sanciones económicas contra Rusia. Pero, en un principio, Bruselas se muestra reticente a sumarse a tales medidas. Hace falta algún suceso de gran impacto para convencer a los indecisos europeos. Y se encuentra en el derribo del avión malasio (con casi 300 víctimas mortales). Nuevamente, la culpable es Rusia aunque no se aportan pruebas fidedignas. Hasta la CIA reconoce que no dispone de evidencias para condenar a Moscú o a los rebeldes del sudeste ucraniano. Rusia sí proporciona pruebas concretas pero que apuntan a otro autor del siniestro.[7]

En fin de cuentas, las acciones del Occidente colectivo contra Rusia no han reportado hasta hoy día los resultados apetecidos por Washington y Bruselas. Frente a la escalada de sanciones Moscú activa la diversificación de sus vínculos externos en muchos frentes. 2014 está marcado por importantes avances en este sentido. El 29 de mayo se ha firmado el convenio de creación de la Unión Económica Euroasiática, polo de atracción de cinco países del espacio postsoviético (Federación Rusa, Belarus, Kazajistán, Kirguistán y Armenia). Los resultados de la visita oficial de Putin a China efectuada los días 20 y 21 de mayo, fortalecen la cooperación con dicho país y, en parte significante, reorienta los vínculos económicos de Rusia en la dirección oriental. Los acuerdos concluidos no tienen precedente por su envergadura. La creación de nueva infraestructura contempla inversiones conjuntas en Rusia por valor de unos 55 mil millones de dólares y en China por más de 20.000 millones. Esta será una obra más grande del mundo en los años venideros. Se espera que en 2015 el intercambio comercial sobrepase los 100 mil millones de dólares.

Los socios latinoamericanos de Rusia (en particular, Argentina, Brasil, Chile, Uruguay y Ecuador) se animaron cuando Moscú, al perder la esperanza de que Bruselas y Washington volvieran a las vías del sentido común y detuvieran la escalada de sanciones, respondió el 7 de agosto restringiendo la importación de productos alimenticios procedentes de la UE, EE.UU., Canadá, Australia y Noruega. La sustitución de las importaciones tradicionales por suministros desde Latinoamérica puede ser productiva no solamente para los exportadores latinoamericanos sino también para la propia Rusia, que desde hace tiempo tiene pendiente la tarea de hacer su economía más competitiva y diversificada. Las condiciones actuales obligarán a prestar mayor apoyo al desarrollo de la economía agrícola en Rusia.[8]

Por otro lado, algunos otros países como Japón y Finlandia han realizado sanciones que a la luz de los hechos han sido poco significativas debido a la presión de productores y comerciantes que tienen con Rusia relaciones muy fuertes y de muchos años. Pese a las imposiciones en contra de altos funcionarios del Gobierno ruso, así como de sanciones comerciales, estos países han continuado su comercio por medio de líneas alternativas como la tercerización. En otros casos, proyectos conjuntos con la Federación de Rusia mantienen su cause normal e incluso se han visto promovidos a nuevos niveles.

En los últimos días, las sanciones han tenido otro tono y se intentan basar en la supuesta incursión de tropas rusas en territorio ucraniano. Nuevamente, sin ninguna prueba fehaciente. A esto, se suma la propuesta estadounidense de excluir a Rusia del sistema SWIFT a lo cual las propias naciones europeas se han mostrado contrarias[9]. En ese panorama, según expertos, se abren grandes posibilidades para estrechar relaciones con aquellos países que luchan por su soberanía real y no avalan las acciones del gobierno estadounidense.

El Primer Ministro ruso Dmitri Medvédev ha dicho que las sanciones crean un shock inflacionario sobre la oferta, mas no por la demanda que directamente es manejada por el Banco Central de Rusia. Si bien advirtió de una probable escasez de ciertos productos debido a las dificultades logísticas que se presentarían, aseguró que la economía se verá fortalecida con la inclusión de nuevos socios que intentarán ganar el espacio dejado por los productos europeos y estadounidenses. Al respecto, el propio Presidente Vladimir Putin ha asegurado que una vez que los productos nuevos lleguen a Rusia, será muy difícil moverlos de sus posiciones, hecho de por más lógico y que ya ha logrado presiones de parte de productores alemanes hacia sus fuerzas políticas.

 

GUERRA MEDIÁTICA

Desde el inicio del conflicto la guerra mediática ha tenido su espacio privilegiado. Desde las constantes cadenas informativas en las que se daba cuenta de una inminente invasión rusa hacia territorio ucraniano, hasta las más folclóricas en las que se utilizaban imágenes de juegos de video para desviar la atención de los hechos reales.

El nuevo modus operandi de la prensa globalizada lo muestra el reciente artículo del reportero de la NBC News, Jim Maceda publicado bajo el título “Tour of Ukranian Russian border, finds non signs of military buildup” (El viaje a lo largo de la frontera entre Ucrania y Rusia muestra que no hay signos de movimientos de tropas (rusas)”. Sin embargo, al día siguiente la NBC News cambió el titular del mismo artículo anunciando: “No signs of Russian troops withdrawal from Ucranian border” (No hay signos de la salida de las tropas rusas de la frontera con Ucrania).[10]

Los esfuerzos de los involucrados por contar su versión de los hechos ha llevado a una polarización constante del conflicto que han sobrepasado fronteras debido a la interacción en redes sociales y que despierta en diversas partes del Mundo, sendos enfrentamientos virtuales.

Tomando en cuenta todo lo que está pasando en los Estados Unidos y la Unión Europea respecto a la veracidad de la información y la libertad de prensa, podemos dar la razón al director de la agencia Rossia Segodnia, Dmitriy Kiseliov quien sostiene que “actualmente hemos invertido los papeles. Rusia se apuesta por la libertad de expresión, mientras que el Occidente ya no lo hace. Se han producido cambios tectónicos en la civilización. En Rusia se puede abordar cualquier tema, existen canales de televisión, radios y periódicos para todos los gustos y no se bloquea el acceso al internet. No hay ninguna obra literaria prohibida. Se publica todo, a excepción de lo que está directamente proscrito por la Constitución”. Resulta que inclusive se conocen los nombres de opositores, como Serguey Parjomenko o Alexey Navalniy, que aconsejaron al departamento de Estado y a la Comisión Europea sobre las personalidades rusas que deben ser prohibidas de entrar en el territorio de la Unión Europea.

Parece que tanto Washington como Bruselas, lanzando amenazas a todo el mundo que cuestiona sus intentos de imponer su control global diseminando una burda desinformación, no se dan cuenta de que su hegemonía informativa se ha acabado. Actualmente existen varias agencias informativas alternativas como Prensa Latina, TeleSur, HispanTV, Chinese Central Television (CCTV), Russia Today (RT), Russia Segodnia, Press TV, Red Voltaire, Al-Manar, Halak TV entre muchas otras que están desafiando a los medios de comunicación corporativos globalizados con el propósito de romper el monopolio informativo anglo sajón.[11]

 

ACUERDO ENTRE PRESIDENTES DE RUSIA Y UCRANIA.

La prensa internacional ha informado que los presidentes de Ucrania y de Rusia han mantenido, en esta fecha, una conversación telefónica en la que han acordado los pasos que facilitarán el establecimiento de la paz en las provincias de Donetsk y Lugansk.

La presidencia ucraniana ha tenido que rectificar su comunicado inicial en el que anunciaba el acuerdo entre ambos mandatarios para un alto el fuego permanente en el este de Ucrania, luego de que fuera desmentido por el portavoz de Putin, quien ha negado categóricamente un acuerdo de alto el fuego entre los presidentes Poroshenko y Putin; ya que Rusia, ha indicado, no es parte en el conflicto. Ha indicado el portavoz del Kremlin que los presidentes han discutido en realidad los pasos que permitirían un alto el fuego entre la milicia y las Fuerzas Armadas ucranianas.

La presidencia de Ucrania ha precisado, en su página web, que durante la conversación entre los dos mandatarios se llegó a un acuerdo sobre el régimen del alto el fuego en la región de Donbass, y que ambos coincidieron sobre los pasos que facilitarán el establecimiento de la paz.

El presidente ruso ha anunciado durante su visita oficial a Mongolia, un plan para alcanzar la paz y ha asegurado que se podría cimentar el viernes venidero, durante la reunión del grupo de contacto de Ucrania, que congrega a representantes ucranios, separatistas y prorrusos con la mediación de la OSCE.

El plan del presidente Putin contempla siete puntos: el cese de hostilidades, intercambio de prisioneros, observación internacional y el acceso de ayuda humanitaria – para frenar el derramamiento de sangre y estabilizar la situación en Ucrania. Putin ha señalado que cree que se puede alcanzar y concretar un acuerdo final entre las autoridades de Kiev y el sureste de Ucrania este viernes 5 de septiembre, durante el encuentro del grupo de contacto.

El mencionado plan, fue propuesto en los siguientes términos:

1.- Las Fuerzas Armadas y las unidades militares de las milicias del Sureste de Ucrania

deben parar las operaciones de asalto en las regiones de Donetsk y Lugansk.

2.- Las unidades armadas de los cuerpos de fuerza de Ucrania deben ser retiradas a una

distancia que excluya la posibilidad de ataques con artillería y distintos sistemas de

misiles contra zonas pobladas.

3.- Es preciso asegurar con observadores internacionales objetivos que ambas partes

respeten el alto el fuego y hacer un seguimiento de la situación en la zona de seguridad.

4.- Hay que excluir el uso de aviones de combate contra la población civil y los puntos

poblados de la zona de conflicto.

5.- Organizar un intercambio de personas detenidas con el uso de la fuerza, de acuerdo

con la fórmula cambiar todos por todos y sin condiciones previas.

6.- Abrir corredores humanitarios para permitir el movimiento de los refugiados y la

entrega de suministros humanitarios a las ciudades y otras localidades de Donbas: las

provincias de Donetsk y Lugansk.

7.- Ultimo paso tiene como objetivo posibilitar que equipos de técnicos se desplacen a las

localidades de Donbass afectadas para restaurar las infraestructuras y servicios destruidos…

 

…Una vez, en el siglo XV, Geller von Keysersberg, famoso predicador alemán, una persona de más sabias y originales de su tiempo (1445-1510), dijo: “La paz hace riqueza; la riqueza, soberbia; la soberbia trae la guerra; la guerra la miseria; la miseria, la humildad; y la humildad hace de nuevo la paz.”  Hay algo actual en eso.

 

Notas

[1] http://sp.ria.ru/opinion_analysis/20140828/161510042.html

[2] http://vz.ru/politics/2014/4/30/684761.html

[3] http://rus.newsru.ua/ukraine/02sep2014/pidpysav.html

[4] http://www.dp.ru/a/2014/07/24/Ukrainskie_kommunisti_ugo/

[5] Nueva Sociedad. Artículo científico del Dr. Davidov V.M. Director del Instituto de América Latina de la academia de ciencias de Rusia.

[6] Embajador Víctor Sorokin, Director del II departamento para los países de la CEI del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia. Durante encuentro con Embajadores GRULAC el 22 de agosto de 2014 en Moscú.

[7] Nueva Sociedad. Artículo científico del Dr. Davidov V.M. Director del Instituto de América Latina de la academia de ciencias de Rusia.

[8] Idem.

[9] Los socios de Rusia pueden ser cualquiera de los países que no avale las acciones de los Estados Unidos de América. http://www.kommersant.ru/doc/2558747

[10] La Guerra mediática por el control del Mundo. http://sp.ria.ru/opinion_analysis/20140414/159772554.html

[11] Idem.

 

Yalta, Crimea, 16 oct (PL) El politólogo ucraniano Rotislav Ischenko afirmó hoy que el golpe de Estado perpetrado en Kiev, desencadenó un proceso incontrolable e irreversible de desintegración de Ucrania como estado, unido a una encarnizada lucha por el control territorial.

Al intervenir en la quinta edición de la Conferencia internacional de Yalta, Crimea, Ischenko dijo que cualquier otro enfoque sobre los acontecimientos en su país está cargado de un sesgo político.

En opinión del experto, el proceso comenzó a dibujarse con claridad cuando se separaron dos grandes áreas territoriales de Ucrania -Crimea y Sebastopol-, de 27 regiones, y otras dos se declararon independientes (Donets y Lugansk), tras el golpe de Estado y la abierta intromisión de Occidente.

Llamó la atención a los enclaves de poder alternativo a Kiev surgidos en la antigua Galitsia, en el occidente del país, particularmente en el Lvov, Ternopol e Ivano-Frankov, donde reina, sin otra alternativa, el partido fascista Svoboda (Libertad), uno de los gestores del golpe de Estado de febrero pasado.

Las regiones de Dnepropetrovsk, Odesa, Zaporozhie y una parte de Jerson y Nikolaev se encuentran bajo control del oligarca Igor Kolomoiski, quien abiertamente ha dicho que actúa por los requerimientos de los tiempos de guerra, expuso Ischenko.

Kolomoiski financió los batallones especiales de limpieza en el sureste del país como Azov y Aidar, implicados en el asesinato, desaparición y represión de activistas de la resistencia en los territorios ocupados.

Indicó el analista que en las regiones de Donetsk y Lugansk, donde las fuerzas de Kiev llevan a cabo desde mediados de abril una operación militar a gran escala, se acrecienta el movimiento guerrillero y de liberación, denominado Novorossiya, con eco en Járkov, Odesa, Zaporozhie, e incluso en Dnepropetrovsk.

Según su punto de vista, la situación económica de Ucrania y del poder central, prácticamente al borde de la quiebra, es vista como una amenaza seria para muchas regiones.

Con la pérdida del Donbass y el colapso de una gran parte de la industria en el sureste del país, el poder central perdió las posibilidades de redistribución de los recursos de las regiones donantes a las receptoras.

Así, la unidad formal de Ucrania, en su opinión, se soporta en la prolongación de la guerra civil, la aglutinación de las fuerzas del Maidán en torno a un enemigo -que Kiev identifica como externo- y el no reconocimiento por la comunidad internacional del desgarramiento de uno de los grandes estados europeos.

El subdirector del Instituto de Investigaciones estratégicas de Rusia Mijail Smolin esbozó, por su parte, los rasgos y las principales tendencias de la ideología del nacionalismo ucraniano, desglosada bajo el eufemismo de "ucrainstvo", equivalente a la definición de lo ucraniano, cuyo concepto consideró artificial.

La concepción actual de esta ideología se centra en la rusofobia, como instrumento para movilizar en la sociedad ucraniana los ánimos negativos y un rechazo hacia Rusia, apuntó el experto.

Identificó como otro rasgo peculiar de esta corriente la glorificación del nazismo y los ideólogos del fascismo, componentes que hacen al nacionalismo ucraniano muy peligroso, advirtió el analista ruso.

Las migraciones, los conflictos étnicos y el factor islámico como uno de los desafíos de la historia moderna de Rusia fueron otros de las temas discutidos en la primera jornada de trabajo de la conferencia de Yalta, que sesionará en esta ciudad balneario del mar Negro hasta el sábado.

 

prensa-latina.cu

 

Yalta, Crimea, 16 oct (PL) Las complejidades del proceso de integración en el espacio postsoviético y la creación de un nuevo modelo de interacción económica centraron hoy la primera jornada de la conferencia internacional, auspiciada por la cancillería rusa.

Por quinto año consecutivo, Yalta reúne a expertos, investigadores, politólogos y diplomáticos de las exrepúblicas soviéticas y países próximos, en una plataforma abierta al debate y aportes al conocimiento de fenómenos de actualidad.

La creación de la Unión Económica Euroasiática (UEE) como el peldaño superior de la integración en el espacio postsoviético y una mirada al interior de su funcionamiento, a partir del 1 de enero de 2015, acapararon los temas del plenario y los debates.

Para el subdirector del departamento de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) del Ministerio de Asuntos Exteriores, Dmitri Polianski, la materialización de la UEE resume la capacidad de los países implicados en mantener el formato de cooperación regional, la visión de su importancia en la consolidación de un espacio de concertación, unido a las aspiraciones de los pueblos.

El paso hacia la UEE -puntualizó el diplomático- constituye una fase superior y plena de integración regional, luego de haberse conformado un espacio económico a instancias de la Comunidad Económica Euroasiática y la Unión Aduanera, eslabones medulares en este nuevo esquema.

Destacó Polianski como especificidades del proyecto, la participación en condiciones de igualdad para todos sus miembros, la concertación de decisiones por consenso y la soberanía de los Estados, lo cual se conjuga con la defensa de los intereses nacionales de cada país.

En el contexto externo, el diplomático se refirió a los recelos y desconfianza por parte de Occidente hacia el proyecto euroasiático impulsado por Rusia, Belarús y Kazajstán, acompañado por una velada campaña mediática de descrédito a los propósitos de integración en el espacio postsoviético.

Contrastó, que de momento unas 40 agrupaciones y naciones del mundo han manifestado interés en asociarse a la UEE en una zona de libre comercio, como Vietnam, India, Egipto, entre ellos, y no descartó que otros estados de la CEI se adhieran al nuevo esquema, tras Armenia y Kirguistán.

Desde el punto de vista del subdirector del Instituto para la CEI, Vladimir Zharijin, la situación global en el mundo no ofrece otras alternativas racionales, como no sea, "la intensificación de los procesos de integración económica en el espacio natural".

En tanto, sostuvo el académico, la Unión Europea propone a los países "europeos" de la CEI un modelo de asociación, enfilado en principio en conquistar esos mercados, sin proponer compromisos firmes a cambio.

Consideró Zharijin que la creación de una agrupación propia se convirtió para Rusia, Belarús y Kazajstán en una decisión vital y necesaria. En su opinión, una auténtica consolidación de la Unión "pasa por comenzar un proceso de integración política entre sus miembros".

La crisis en Ucrania, el fortalecimiento de la ideología del nacionalismo ucraniano y la progresiva desaparición de ese país como Estado descollaron también en las discusiones, en la conferencia que sesionará en Yalta, Crimea, hasta el próximo sábado.

rc/oda

prensa-latina.cu

 

   

Pregunta: ¿Qué puede hacer Rusia para la resolución de la crisis ucraniana?

Lavrov: Nuestra posición es muy clara: queremos la paz en Ucrania, lo cual sólo es posible alcanzar por medio de un amplio diálogo nacional con la participación de todas las regiones y de todas las fuerzas políticas del país. Precisamente así lo acordaron en Ginebra, el 17 de abril, Rusia, Estados Unidos, la Unión Europea y Ucrania.

Rusia apoya activamente la creación de condiciones favorables para la resolución pacífica de los graves problemas con los que se encuentra Ucrania. Durante la reunión mantenida el 26 de agosto en Minsk entre el presidente Vladímir Putin y su homólogo ucraniano Petró Poroshenko se subrayó que era imprescindible el inmediato cese del derramamiento de sangre y la transición a una solución política del conjunto de problemas que afecta al sudeste del país.

El 3 de septiembre Putin promulgó un plan de siete puntos para la estabilización de la crisis ucraniana. Conforme a los resultados de la reunión del Grupo de Contacto Trilateral, celebrada el 5 de septiembre en Minsk, los representantes del Presidente Poroshenko y dirigentes de las Repúblicas Populares de Donetsk y de Lugansk (RPD y RPL) firmaron un protocolo sobre qué pasos conjuntos dar, con vistas a aplicar la iniciativa del presidente de Rusia.

Este acuerdo es un paso importante en el proceso para el arreglo pacífico de la crisis en Ucrania, está llamado a servir como punto de apoyo para el establecimiento de un diálogo político intraucraniano con el fin de buscar vías para un acuerdo nacional. Creemos que todas las disposiciones del documento se deben cumplir rigurosamente.

Observamos que en conjunto se respeta el cese del fuego, aunque hay también incidentes aislados en los que las partes se lanzan acusaciones mutuas. Es importante que no vayan a más y no conduzcan a nuevas operaciones militares. Estamos preocupados por las noticias surgidas respecto a la concentración de armamento pesado por parte de siloviki ucranianos en una de las regiones. Las autoridades de Kiev nos aseguran que no está prevista una ruptura del armisticio. Seguiremos atentamente la situación. Apoyamos la propuesta de los dirigentes de las Repúblicas Populares de Donetsk y de Lugansk para que se desplieguen urgentemente observadores de la OSCE en aquellas regiones en que las partes del conflicto están en contacto.

La prioridad y la modalidad de la aplicación de las medidas contenidas en el protocolo de Minsk serán acordadas complementariamente entre las partes. Contamos con el apoyo por parte de los socios extranjeros para la ejecución de las disposiciones del documento.

Pregunta: ¿Es posible que se produzca una escalada de la crisis ucraniana y, en base a ella, el surgimiento de un conflicto militar en Europa?

Lavrov: Hoy Ucrania se enfrenta a una elección: optar por el camino de la paz y del diálogo constructivo o decantarse por el autoritarismo y una dictadura nacional-radical. La solución está en manos de Kiev y de la sociedad ucraniana.

Por nuestra parte estamos convencidos de que existe una oportunidad real para zanjar la guerra fratricida en Ucrania.

Para ello, en paralelo con el cese del fuego, hay que entablar, lo más pronto posible, un diálogo intraucraniano sustancioso, abierto e inclusivo con la participación de representantes de todas las regiones, de todas las fuerzas políticas. En el marco de este diálogo se debe discutir un conjunto de cuestiones relacionadas con el sistema constitucional y, en general, con el futuro país en el que resultaría confortable y seguro vivir a todas las nacionalidades, las minorías y las regiones, donde se respetarían por completo los derechos humanos en toda su diversidad.

Con el fin de evitar que se produzca una escalada en la situación en Ucrania, es esencial que todos los actores externos sin excepciones manifiesten discreción. Por desgracia, esto no es algo que se pueda decir en relación con las acciones de algunos socios occidentales que, en lugar de un análisis serio de los complicados procesos internos socio-políticos del país, prefieren achacar a Rusia, sin fundamento alguno, toda la responsabilidad de los acontecimientos.

Nos llama la atención el papel destructivo de la OTAN a lo largo de toda la crisis intraucraniana. En particular, la Alianza se ha decantado por el fortalecimiento militar de Ucrania, empleado, como se sabe, contra la población civil. La dirección de la OTAN apoya la voluntad de los Estados miembros para aumentar el volumen de abastecimiento a Ucrania con medios especiales y maquinaria militar que pueden ser utilizados por las autoridades ucranianas para ejercer la represión interna. De este modo, Kiev prácticamente está empujando a que se produzca una resolución del conflicto por la fuerza.

La esencia y el tono de las declaraciones de la cumbre de la OTAN, celebrada en Reino Unido sobre la situación en Ucrania, junto con los planes anunciados para la realización de maniobras conjuntas entre los países de la Alianza y Kiev en territorio ucraniano hasta finales de este año, claramente no contribuyen al proceso de paz y ha hecho sino incrementar la división en el seno de la sociedad ucraniana.

Con todo, estamos dispuestos a cooperar con los socios occidentales para resolver la crisis en Ucrania. Esperamos que Estados Unidos y la Unión Europea hagan valer su influencia para reconducir a las autoridades ucranianas al camino de la paz.

Pregunta: Cada vez son más frecuentes, especialmente en los medios de comunicación occidentales, declaraciones sobre que las tropas rusas se pueden introducir en Ucrania e incluso que ya han cruzado la frontera y se encuentran en territorio ucraniano. En su opinión, ¿es esto posible?

Lavrov: Consideramos estas declaraciones como manifestaciones de la guerra informativa. No es la primera vez que se vierten acusaciones de intervención militar rusa en el conflicto: desde el comienzo de la crisis nos han acusado prácticamente de todo. Además, nunca nos han mostrado los hechos.

La ausencia de pruebas, la ocultación y la tergiversación de la verdad es un rasgo característico de la postura de los Estados Unidos y de una serie de países europeos. Esto atañe también a las afirmaciones sobre los movimientos de nuestras tropas, a la investigación sobre el accidente del Boeing malasio, a las tragedias de Maidán o de Odesa, y a muchas otras situaciones.

Pregunta: El avión de Malaysia Airlines siniestrado añadió horror a lo que está ocurriendo en la región. ¿Cuál es la valoración de Rusia sobre el desarrollo de la investigación de lo ocurrido con el avión en el este de Ucrania?

Lavrov: El siniestro del avión malasio es una tragedia terrible. No sólo causó numerosas pérdidas humanas, sino que también fue utilizado para exacerbaciones destinadas a crear tensión internacional, ejerciendo presión sobre Estados y obligando a sanciones “sectoriales” contra Rusia.

Desde el 17 de julio exigimos una investigación internacional abierta y objetiva. La resolución 2166, adoptada el 21 de julio por el Consejo de Seguridad de la ONU, prevé una investigación independiente, exhaustiva y multilateral, con arreglo a las directrices y normas de la organización de la Aviación Civil Internacional.

Dada la amplia resonancia internacional de la tragedia, consideramos que esta investigación no sólo es fundamental para establecer las verdaderas causas del accidente y para llevar ante la justicia a los responsables. Se trata del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Apoyamos el estricto cumplimiento de la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, conforme a la cual el Consejo tendrá “bajo control” el desarrollo de la situación.

Instamos a todas las partes a que se abstengan de hacer declaraciones acusatorias sin fundamento que socavan los pilares de la comunicación internacional y que constituyen flagrantes actos de injerencia en la investigación.

Por desgracia, constatamos que hay un evidente retraso en la investigación. El informe presentado por la Comisión Internacional no proporciona información concluyente sobre las circunstancias del accidente aéreo. No se han efectuado pruebas periciales e investigaciones esenciales, como la recogida y el análisis de los restos del avión, la búsqueda de fragmentos del siniestro o pruebas periciales patologoanatómicas.

Sin estos datos es imposible alcanzar cualquier conclusión sobre las causas del incidente. Además, el Ministerio de Defensa ruso y Rosaviatsia, la agencia federal de aviación rusa, no han recibido respuestas a las preguntas formuladas con anterioridad.

Es sorprendente también la ausencia en el informe de la mención a la resolución 2166 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y al mecanismo prevista por ella de informes del Secretario General de la ONU sobre el desarrollo de la situación en el contexto de la investigación.

No cuestionamos el derecho soberano del “gobierno de los acontecimientos” (Ucrania) a determinar el plan organizativo de la investigación del accidente ocurrido en su espacio aéreo.

Sin embargo, estamos convencidos de que ese plan debe garantizar que la investigación sea verdaderamente internacional y la suficiente “transparencia” en su organización. Es importante, además, que los miembros del grupo de expertos internacionales de diferentes Estados mantengan un estrecho contacto entre sí, como un único equipo, sin intervenciones externas, así como tener un acceso equitativo y justo a todos los materiales de la investigación.

Se debe llegar hasta el fondo de la verdad. Es nuestra firme exigencia, habida cuenta que algunos Estados miembros no muestran un entusiasmo particular respecto a que se lleve a cabo una investigación transparente y responsable.

No debemos permitir que se eche un tupido velo sobre la aclaración de las circunstancias del accidente del vuelo MN17, como ha ocurrido ya con muchas otras tragedias ucranianas, incluido el asesinato en febrero de civiles por parte de francotiradores en Kiev, la sangrienta carnicería en Odesa y Mariúpol en mayo, etc. Conseguiremos decididamente llevar ante la justicia a todos quienes sean culpables de estos crímenes.

Pregunta: La cantidad de víctimas mortales como resultado del conflicto es ya muy elevada. Decenas de miles de personas se han visto forzadas a abandonar sus hogares a causa de los bombardeos. ¿Qué opina de la situación humanitaria en Ucrania?

Lavrov: Creemos que la situación humanitaria en el sureste del país es catastrófica. Nuestra valoración es ampliamente compartida por muchas organizaciones internacionales: incluso la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, el Comité Internacional de la Cruz Roja y el Consejo de Europa.

Escudándose en la ofensiva de los milicianos, durante la operación punitiva en Donetsk y Lugansk, Kiev utilizó intensamente artillería pesada, múltiples sistemas de lanzamientos de cohetes, aviones e incluso misiles balísticos y “bombas de fósforo”. Sometieron a Donetsk y Lugansk con ataques aéreos masivos. Como resultado, más de 2.000 personas murieron y más de 5.000 resultaron heridas, entre ellos muchos niños.

Además, quien más ha sufrido es la población civil. Se destruyeron infraestructuras de importancia vital, incluida la electricidad y el suministro de agua, edificios públicos y viviendas. Debido a la inseguridad y a la destrucción de doscientas escuelas se ha interrumpido prácticamente el inicio del año escolar en los óblast de Lugansk y Donetsk. En Lugansk cerca de 250.000 personas llevan más de un mes sin agua.

En los últimos cinco meses, más de 830.000 ciudadanos de Ucrania se han desplazado al territorio de la Federación de Rusia. Desde comienzo de año más de 254.000 presentaron peticiones a las autoridades rusas para que les concedan el estatus de refugiado, el asilo temporal, y para participar en el Programa Federal de Emigración Voluntaria de Compatriotas. Más de 57.000 personas se encuentran en alojamientos temporales en diversos puntos a lo largo del territorio de Rusia.

En el boletín sobre Ucrania del 5 de septiembre, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) constataba la continua degradación de la situación humanitaria en el sureste del país, el aumento del número de personas desplazadas y de víctimas civiles. La mayor preocupación de la población del sudeste, en vísperas del invierno, es cómo mantendrán su vivienda caldeada y conseguirán artículos de primera necesidad.

Pregunta: Rusia ya ha prestado ayuda humanitaria al sudeste de Ucrania. ¿Tendrá continuación esta práctica?

Lavrov: Sí, desde luego. Conforme al acuerdo alcanzado por Vladímir Putin y Petró Poroshenko durante su reunión del 26 de agosto en Minsk, tenemos intención de enviar a los óblast ucranianos de Lugansk y Donetsk, en cooperación con la parte ucraniana y el Comité Internacional de la Cruz Roja, una segundo contingente de ayuda humanitaria, incluidos alimentos, medicinas, maquinaria generadora de electricidad.

Creemos que la entrega se efectuará con la participación de los agentes de los servicios fronterizos y de las aduanas de Ucrania, así como de representantes del CICR, y la distribución de ayuda a los necesitados se efectuará bajo los auspicios del CICR.

Pregunta: Son muchos los que hablan de una nueva Guerra Fría entre Rusia y Occidente, teniendo en cuenta la imposición de sanciones económicas contra Rusia por parte de Estados Unidos y los países miembros de la Unión Europea. Si estos países siguen endureciendo sus sanciones, ¿qué medidas podría adoptar Rusia?

Lavrov: En reiteradas ocasiones hemos valorado la práctica en general de aplicar sanciones. Consideramos que los intentos de influir en la situación de crisis por medio de medidas unilaterales, fuera del marco de las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU, contradicen las normas y los principios del derecho internacional, amenazan la paz y la estabilidad globales. Además, estas medidas son un arma de doble filo, a menudo resultan más peligrosas para quienes las imponen que para contra quienes van dirigidas. Por ejemplo, las pérdidas económicas de los Estados de la Unión Europea debido a la imposición de sanciones serán muy perceptibles.

Es evidente que la continuación de la presión en forma de sanciones sobre Rusia no ayudará a resolver la crisis intraucraniana, y sólo comportará el ahondamiento de la oposición, complicará el diálogo. Estamos examinando un nuevo paquete de sanciones de la Unión Europea contra nuestro país, que entró en vigor el 12 de septiembre, como una respuesta de Bruselas que no toma en cuenta las realidades a resultas del encuentro en Minsk del Grupo de Contacto para el arreglo de la situación en Ucrania. La Unión Europea está mandando en realidad una señal de apoyo directo a quienes apoyan la guerra en Kiev, que no están interesados en la aplicación de las disposiciones del protocolo de Minsk y a encauzar la situación del país por la vía de la paz.

En Washington y Bruselas deben comprender que nos reservamos el derecho a hacer todo lo que sea necesario para proteger nuestros intereses legítimos, incluidos los intereses de seguridad nacional a todos los niveles.

Sin embargo, esperamos que finalmente prevalezca el pragmatismo y el sentido común de los socios. Estados Unidos, la Unión Europea y otros países, finalmente, tienen que escuchar la voz de la razón y romper ese absurdo círculo vicioso de actuaciones conforme al principio del “ojo por ojo”, que ellos mismos iniciaron.

Pregunta: ¿Podrán Rusia y los países europeos, en un futuro cercano, recuperar la confianza mutua perdida?

Lavrov: Respuesta: Es evidente que en este momento las relaciones entre Rusia y la Unión Europea atraviesan una dura prueba de resistencia. La línea destructiva de los socios europeos con respecto a la crisis intraucraniana es el uso de dobles raseros en la valoración de la situación en Ucrania, la imposición infundada de la responsabilidad contra nosotros por la tragedia allí ocurrida y los intentos de presionar con sanciones están minando seriamente la confianza en Europa.

Sin embargo, estoy convencido de que aún no hemos llegado a un “punto de no retorno” en nuestras relaciones. Esperamos que la “red de seguridad” creada durante años resulte lo bastante sólida y nos permita no sólo restablecer el statu quo previo al conflicto sino también avanzar. Para ello, es necesario superar la lógica viciosa de sanciones y amenazas, pasar a la búsqueda constructiva y pragmática para resolver los problemas que se han acumulado.

Es importante que el sentido común y la comprensión de la política de “callejón sin salida” que se ha llevado a cabo en relación con nuestro país prevalezcan sobre sentimientos “rapaces”.

Consecuentemente creemos que no hay alternativa razonable a la continuación de una cooperación mutuamente beneficiosa en igualdad de condiciones entre Rusia y la Unión Europea: es mucho lo que nos une en términos geográficos, económicos, históricos, humanos.

Consideramos que, a pesar de la difícil situación actual, el hecho de que no hay alternativa para la formación de un único espacio económico y humanitario desde el Atlántico hasta el Pacífico, apoyado en los principios de la indivisibilidad de la seguridad y la amplia cooperación, debería ser evidente para todos.

Además, para lograr esta misión estratégica, son necesarias unas premisas: unas raíces comunes de civilización y cultura, un alto grado de complementariedad entre las economías, el compromiso a las normas comerciales comunes de la OMC, sobre las bases de las cuales se desarrolla también la Unión Europea y la Unión Económica Euroasiática, la necesidad de la búsqueda de fuentes de crecimiento y de desarrollo de la innovación.

Haciendo caso omiso de esta realidad, nos toparemos inevitablemente una y otra vez con crisis, parecidas a esta ucraniana, que no son coherentes con los intereses a de estabilidad y prosperidad largo plazo para nuestro continente.

mid.ru

Rusia afronta hoy una arremetida de represalias sin precedentes en la historia reciente de sus relaciones con Estados Unidos y la Unión Europa (UE), enfilada a debilitar sectores clave de su economía con previsibles impactos al comercio recíproco.

Tras anunciarse el tercer paquete de sanciones por el bloque de los 28 miembros comunitarios, los tentáculos de esa política punitiva han llegado hasta 95 ciudadanos rusos, entre políticos del entorno gubernamental, empresarios y hasta periodistas, unido a 25 entidades jurídicas (compañías, bancos y organizaciones comerciales).
En la lista reciente de la UE fueron incluidos el consorcio Almaz-Antei, del complejo militar industrial, la compañía de aviación Dobrolet y Banco Nacional de Comercio. Una disposición anterior de Bruselas amplió las represalias a las casas financieras VTB (Banco de Comercio Exterior), Rosseljozbank (Banco Agrícola) y Banco de Moscú, además de la Corporación Unida de Construcción Naval, también de la industria militar.
Según la intención de sus promotores, las medidas restrictivas buscan no solo bloquear los accesos de financiamiento externo a la economía rusa, sino la participación de las compañías insignes rusas en la explotación de yacimientos fuera del país, sin tener en cuenta las afectaciones a inversionistas foráneos. De momento, la percepción en Moscú es que si bien las sanciones y el "embargo" al comercio afectará inexorablemente el rendimiento económico interno y a sectores específicos, surtirán en alguna medida efectos negativos en los socios comerciales europeos y estadounidenses.
La UE es el principal destino de las exportaciones rusas y Alemania su socio comercial número uno.
Como reacción a la cadena de impactos, la agencia calificadora internacional Fitch rebajó el ranking a 13 bancos rusos con participación de capital extranjeros de BBB+ a BBB. A juicio de los expertos, las sanciones y el tenso entorno en las relaciones con Occidente representan un riesgo para la integración financiera de Rusia, incrementando los riesgos de transferencia y de conversión.
El tercer paquete de sanciones supone la restricción de la UE a la exportación de tecnologías para la prospección en aguas profundas en yacimientos de hidrocarburos y la explotación de depósitos de gas de esquisto en la plataforma continental de Rusia, en el Ártico.