InterAffairs

Sáb12162017

Última actualización el09:48:30 AM

RUS ENG FR DE PL ESP PT ZH AR

Font Size

SCREEN

Profile

Layout

Menu Style

Cpanel
Martes, 25 Febrero 2014 13:43

Los periodistas mexicanos exigen el fin de la violencia contra la profesión

Varias concentraciones por todo el país denuncian la inseguridad de los profesionales y piden el fin de la impunidad

Mari Luz Peinado México 24 FEB 2014 - 00:38 CET

El País, España

¿Cuándo puede convertirse un periodista en noticia? Lamentablemente, en las dos últimas semanas, muchos titulares de los medios mexicanos han llevado el nombre de Goyo Jiménez, el periodista de Coatzacoalcos que murió asesinado después de que un grupo de hombres armados lo secuestrara en su propia casa. Este domingo, sus compañeros de profesión se han concentrado en varias ciudades del país para condenar la inseguridad y la violencia que sufre la profesión y demandar a las autoridades mayor protección y el fin de la impunidad.

Los centenares de periodistas que se han reunido este domingo al mediodía en el Ángel de la Independencia de la capital mexicana se mezclaban con los paseantes y los ciclistas. El acto - convocado de manera simultánea en una veintena de ciudades - era una protesta más de las que habitualmente se producen en el Paseo de la Reforma y, a la vez, se trataba de un hecho especial, como indicaban muchos de los asistentes: era una manera sin precedentes de demostrar el compromiso y la unión entre los miembros del gremio. “Estamos aquí porque no queremos seguir enterrando colegas”, decía el comunicado de la iniciativa ¡Prensa, no disparen! que se ha leído al final del acto. El colectivo había convocado a una “jornada nacional por la libertad de expresión y en protesta por el asesinato de Gregorio Jiménez”.

más información

Las protestas de este domingo han tomado el relevo de un movimiento que se ha hecho fuerte en las redes sociales en las dos últimas semanas, a raíz del secuestro del reportero veracruzano. Entre los asistentes había desde jóvenes estudiantes de periodismo a experimentados periodistas. Elena Poniatowska, cronista de México y última galardonada con el Premio Cervantes de Literatura, también tomó el micrófono. “Es una injusticia y una infamia que se asesine por eso, por su trabajo”, dijo mientras sujetaba una fotografía de Regina Martínez, corresponsal de la revista Proceso en Xalapa (Veracruz) y asesinada en abril de 2012. Su muerte continúa sin resolverse.

Las imágenes en blanco y negro de algunos de los 84 trabajadores de los medios de comunicación que han muerto desde 2000 hasta la fecha servían para recordar a los compañeros ausentes. El texto que se han leído al final del acto recogía exigencias de seguridad y la investigación de los casos aún sin resolver y se dirigían principalmente al Gobierno Federal y al del Estado de Veracruz, encabezado por el gobernador Javier Duarte. En esta entidad y desde que gobierna Duarte - diciembre de 2010 - diez profesionales han perdido la vida.

La escena se ha replicado en otros puntos del país: Villahermosa (Tabasco), Cuernavaca (Morelos), Hermosillo (Sonora), Guadalajara (Jalisco)... y, por supuesto, Veracruz. Allí ha habido concentraciones en Xalapa, Veracruz y Coatzacoalcos, la ciudad en la que Gregorio Jiménez trabajaba para el periódico Notisur. El periodista había denunciado una oleada de secuestros en la ciudad. Sus compañeros se manifestaron durante los tres días que estuvo desaparecido desde que lo sacaran a la fuerza de su propia casa. Hoy han vuelto a salir a la calle detrás de una pancarta en la que se leía: “Ante sus balas, nuestras palabras”.

Read 921 times